Poggio alla Croce: recepción significa una red de encuentros

25.03.2019 - Olivier Turquet

Este artículo también está disponible en: Italiano

Poggio alla Croce: recepción significa una red de encuentros
(Imagen de Marcie Beyatte: http://prontomarcella.com/2018/05/29/internet-for-immigrants-is-a-reality-today/)

Abril de 2017, en Poggio alla Croce, un pequeño pueblo en la provincia de Florencia (Italia)entre el Chianti y el Valdarno, está a punto de abrirse un Centro de Bienvenida y, al parecer, se está formando una ola racista. Sin embargo, algunas personas se juntan para encontrar otra respuesta. Andreas Formiconi es una de esas personas y le pedimos que nos contara la historia.

¿Qué sucedió?

En abril de 2017, corrieron rumores en el pueblo de que llegaría un asentamiento de migrantes. La localidad es Poggio alla Croce un pueblito encantador que se extiende entre las montañas que separan el área de Chianti de Valdarno, 190 habitantes, una historia de coexistencia pacífica de varias décadas y varias colaboraciones fructíferas de interés público. Pocos días después de la noticia, ya se habían recogido 230 firmas en «contra». La reacción fue violenta, marcada por algunas enardecidas asambleas populares que contaron con la participación de las dos administraciones municipales involucradas, los ejecutivos de los posibles súbditos directivos, los funcionarios de la prefectura, la policía, los exponentes (no invitados) de partidos en busca de una fácil explotación. Un puñado de ciudadanos (10-15) se embarcaron en un camino de autoformación, no en oposición a la sensación estomacal, sino para tratar de entender algo de eso. En agosto de 2017, llegaron 30 migrantes de varios países, inicialmente de Senegal, Mali, Ghana, Bangladesh, Pakistán. De todos los pronósticos sombríos temidos en los meses anteriores, nada se hizo realidad. En cambio, una pequeña escuela abrió casi de inmediato, en donde los migrantes que la querían, incluso nuestros ciudadanos, podían recibir apoyo en asuntos de la lengua italiana, informática, papeleo y otras cosas. Desde entonces, desde agosto de 2017 hasta hoy, todos los martes y todos los jueves hay clases a las 17 a 19 horas. Nunca faltó una tarde, sin necesidad de planificación. Los ciudadanos que participan no solo son de Poggio alla Croce sino que también provienen de otras áreas cercanas. La escuela no trabaja en programas y contenidos prefabricados, sino en las necesidades de los individuos, un poco como lo hizo Barbiana &referencia a la escuela popular noviolenta de Don Milani, N.d.T). También se puede  recuperar y reacondicionar computadoras viejas destinadas a ser desechadas para distribuirlas a quienes las necesitan. Hemos recuperado 22 de ellas por ahora (aceptamos computadoras de cualquier persona…). En julio de 2018, a partir de esta historia, se financió un proyecto de la región de Toscana. El proyecto tiene tres líneas principales: la producción de un documental sobre la historia de los ciudadanos que reaccionan de manera pragmática y positiva ante un evento que les concierne, la creación de una red que conecta la gran cantidad de experiencias positivas similares a las nuestras que expresa el territorio pero a la cual no le interesa la información general, la realización de un MOOC (Massive Open Online Course) para ayudar a las personas débiles a encontrar su camino en este complicado país, a los migrantes, pero no es exclusivo solo para ellos. El proyecto está documentado en lacanet.org (red del Laboratorio Aperto di Cittadinanza Attiva).

¿Qué significa para ti hoy en día hablar sobre «ciudadanía activa»?

Significa «me importa». Es decir, lo que te rodea y lo que les sucede te preocupa y, ya sea que actúes de alguna manera o que muestres indiferencia, sigues asumiendo una responsabilidad. Por tanto, se trata de tomar conciencia de esta responsabilidad. Sin embargo, uno debe aprender a distinguir al prójimo del remoto. Sobre el remoto puedes expresar opiniones y votar. Sobre el próximo, en cambio, puedes influir de primera mano: salir de casa, encontrarte con otros para estudiar los problemas en cuestión, imaginar soluciones, concertar e implementar actividades, estudiar los efectos, corregir, intentar de nuevo y así sucesivamente. A veces hace la diferencia pero sobre todo se los cuida. Porque construir soluciones a los problemas de la comunidad significa tratar a estos últimos. Este es el sentido en que los etnopsiquiatras se ocupan de los problemas causados ​​por la inclusión de asentamientos de migrantes en las comunidades. Pero también puedes intentar tratar contigo mismo, como nuestro caso. Y también se aplica desde el punto de vista individual. A la pregunta de un periodista sobre el por qué «nos ofrecimos» voluntarios, uno de nosotros dijo: «No me importan los voluntarios, vengo aquí y hago estas cosas porque estoy bien».

Necesitamos reunirnos con los demás, cercanos y remotos: habla de algunos encuentros…

Esta historia se compone de reuniones, básicamente. Si eliminamos las reuniones no queda nada. Hoy (22 de marzo de 2019) S. (Senegal) había pedido una «cita». Esta ya es una reunión muy importante. S., como persona física, en realidad ya lo conocíamos hace un año y medio, porque fue uno de los primeros en llegar a Poggio alla Croce. Pero el S. de hoy es completamente otra persona de la que la conocí en ese entonces. Aquel era, aunque alto y con hombros anchos, demacrado y taciturno. No se expresaba, no te miraba voluntariamente a los ojos. Un hombre deprimido, pero sobre todo un hombre que tenía miedo. Al cabo de un rato comprendimos que el tipo de expresión y cierre que muchos de estos niños expresan es una manifestación de miedo. Y es un miedo que da mucho miedo. Hoy encontramos a S. en el bar, donde aceptó tomar una copa juntos, sonriendo, con una carpeta en sus brazos y preguntas específicas sobre algunos de sus problemas de trabajo. Un hombre que lucha activamente con su destino. De igual manera, hace dos días regresó a la pequeña escuela F., radiante por haber llegado con su nueva bicicleta comprada con su propio salario. O cuando por la tarde, pasando en coche, lo veo regresar de su trabajo en una lavandería industrial A., mientras camina con la frente en alto con un paso enérgico. Hace un año parecía una roca, al principio pensé que era mudo. Son muchos los encuentros de este tipo. Y son esos los que nos interesan, entre otros.

La red Lacanet, ¿qué es? ¿Para qué sirve?

La historia de Poggio alla Croce es hermosa pero no es única. Quizás uno de los resultados más interesantes es haber descubierto que el territorio expresa una gran cantidad de positividad. Desafortunadamente, esto no llega al nivel político o nadie ha logrado ponerlo en práctica. La degradación del debate público ahuyenta a los constructores del mundo y, entre ellos, a los constructores de la paz. Personas que tienden a resolver problemas en silencio y les resulta difícil encontrar el tiempo para pregonar los resultados. Pero existen y son muchos. No serán la mayoría, pero no son despreciables y, sobre todo, son importantes.

La idea de la red es simple: crear una herramienta para resaltar y contribuir a conectar esta realidad, con la esperanza de facilitar una narrativa positiva que contrasta con la de la información general, principalmente negativa. No es una idea original. Otro descubrimiento interesante fue precisamente el haber encontrado otros sujetos ya activos en esta dirección. La idea surge multiplicada: pensamos que teníamos que crear una red auto generativa, es decir, capaz de incluir nuevos nodos de forma espontánea y, en cambio, se supo que la red tiene capacidad para desarrollarse, pero por subredes en lugar de nodos individuales. Ahora estamos trabajando para incluir dos conjuntos de datos: por un lado, más de 100 ofertas espontáneas de ayuda para diversas formas de recepción, recopiladas por el movimiento “Umani per Resistere“, y por el otro, unas 200 actividades de recepción encuestadas en la revelación de buenas prácticas en atención  del Proyecto de la Región #AccoglienzaToscana “. La red se realiza en un mapa de masas realizado con el software gratuito Ushahidi, desarrollado en Kenia en 2007 para la gestión de catástrofes y emergencias sociales de diversos tipos.

También necesitamos una red de personas, creo…

Definitivamente. No nos interesan las redes virtuales. Uno de los criterios para la formación de la red de Lacanet es que, si es posible, cada nodo está respaldado por el conocimiento directo de alguien que maneja. Y en cualquier caso, las referencias que se pueden encontrar para obtener información y actualizaciones se incluyen entre los metadatos reservados de cada nodo. En el caso de la adición de subredes preexistentes, hay un sujeto capaz de recuperar información relacionada con nodos individuales.

Más allá del objetivo de sacar una narrativa positiva, existe el deseo de utilizar la red para satisfacer la demanda y la oferta de hospitalidad en diversas formas. Hasta ahora, el cuidado de esta red ha generado una serie de nuevas relaciones personales, por el momento en cantidades superiores a las que se pueden administrar. Pero eso está bien. ¡Viva la abundancia!


Traducción del italiano: Ana Gabriela Velásquez Proaño

Categorías: Entrevistas, Europa, Migrantes, Noviolencia
Tags: , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.