Israel y Estados Unidos. Nuevos profetas y dones divinos

25.03.2019 - Patrizia Cecconi

Este artículo también está disponible en: Italiano

Israel y Estados Unidos. Nuevos profetas y dones divinos
Tanque israelí abandonado en los Altos del Golán durante la Guerra de Yom Kippur. (Imagen de Shmuel Spiegelman)

La cotidianidad en esta tierra atormentada conocida como «santa» continúa marcada por la violencia que incluso ejerce sobre el absurdo, como el arresto (no excepcional) de un niño de 8 años de edad, tomado durante clases por soldados armados hasta los dientes que amenazan a los maestros que se atreven a oponerse con sus ametralladoras. Los medios sociales a veces tienen una gran función y, en este caso, el video tomado de manera clandestina ha girado alrededor del mundo. Pero Israel, como en los cuentos de hadas, está protegido por un manto invisible que lo hace invulnerable a cualquier acusación.

Cotidianidad hecha de sangre, en respuesta a las solicitudes de justicia en la línea del asedio de la Franja de Gaza o, siempre hecha de sangre, pero por puro capricho y afirmación de poder en los territorios palestinos ocupados. Muertes, arrestos y lesiones a voluntad sin siquiera la «justificación» de un estado de guerra.

Israel, visto con lentes neutrales y examinado – siempre con lentes neutrales – de acuerdo con las normas del derecho internacional y el derecho universal humanitario es simplemente un Estado canalla. Pero ese manto invisible, que lo hace invulnerable a las reglas de la legalidad internacional, representa su peculiaridad y su inmunidad.

Lo demuestra el hecho de que, ante las continuas acciones violentas que muestran objetivamente la intención genocida, también llamada «limpieza étnica», que ha venido avanzando lenta pero inexorablemente desde 1948, Israel recibe regalos, regalos increíbles, que muestran al mundo que solo la fuerza es soberana y que la legalidad internacional – fruto de aparentes conquistas humanas destinadas a mejorar el mundo – es solo una ilusión o, lo que es peor, una justificación que se usa de manera instrumental para aquellos que pueden jugar al fútbol con el derecho internacional y con la vida de millones de personas.

Este «Estaducho», nacido por auto-proclamación incluso antes de que expirara el mandato británico para la región, que se extendió al 78% del área propuesta por la jamás respetada Resolución 181 de la ONU que preveía su extensión al 56% de la Palestina histórica; este Estaducho increíblemente dotado de un ejército muy poderoso mientras aún emitía los primeros gritos; este Estaducho capaz de derrotar a todos los ejércitos árabes juntos y ocupar, paso a paso, toda la Palestina histórica, incluido ese 22% que sigue siendo la única «reclamación» modesta de la Autoridad palestina para crear su propio Estado y continuamente erosionada por los robos de tierras y asentamientos judíos diseñados para expandir el espacio israelí; este Estaducho realmente parece beneficiarse de una mano divina si piensas que, a pesar de todo, y en todo lo demás, también incluimos todos sus terribles crímenes, logra ser mimado, protegido y defendido como si fuera frágil, e incluso, beneficiado por los regalos de su padrino estadounidense, quien, tratando el Medio Oriente como su propiedad, toma las partes más tentadoras y les rinde homenaje.

¿Qué hay de tan extraordinario que le permite a Israel de hacer buen y mal tiempo con el mundo sin tener que pagar las consecuencias? Realmente no creemos en la trama plutón-judaico-masónica que fue uno de los elementos de propaganda del nazismo para favorecer la persecución de los judíos, pero no creemos tampoco en la mano divina que, según Mike Pompeo, secretario de Estado de EE. UU. y ningún pobre párroco de campaña, ve a Trump como el último profeta enviado por Dios para ayudar a su pueblo elegido. Palabras habladas públicamente y reportadas, entre otras cosas, en la entrevista concedida a Christian Broadcasting Network en la que llegó a definir a Trump como «enviado por Dios para salvar a Israel de Irán«. La oradora de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ya había expresado un concepto similar cuando, en la misma estación de televisión, ella había declarado que era Dios quien quería «que Trump se convirtiera en presidente y este era el motivo por el que él está aquí«.

Nosotros racionalmente, los laicos, no podemos creer en este nuevo Moisés Americano que, a instancias de Dios, ofrece primero Jerusalén y luego los Altos del Golán a Israel. Si este fuera el caso, sería muy difícil para los creyentes aceptar la idea de un Dios tan injustamente partidario y no tendría ningún sentido desafiar o complacer las fechorías del gobierno israelí, ya que éstas habrían sido deseadas, y por lo tanto protegidas, por una entidad sobrehumana contra lo que nada se puede hacer. Seamos serios, por favor, y riamos por las criminales tonterías proclamadas solemnemente por Mike Pompeo y Sarah Sanders, no en un programa de cabaret, sino en una transmisión de naturaleza política.

Dejamos a la credulidad de los tontos la mano de Dios e intentamos entender si en cambio no hay detrás la mano de las altas finanzas, la que realmente gobierna el mundo y que, a su vez, parece ser gobernada por lobbies judíos capaces de determinar, o al menos favorecer también las elecciones electorales democráticas en los Estados Unidos, guiados hoy por el presidente más burdo que haya vivido en la Casa Blanca hasta ahora.

Por lo tanto, vemos que mientras el mundo del activismo humanitario y pro palestino está de luto por las últimas víctimas sabiendo que tendrá que reservar muchas lágrimas para los que vendrán de nuevo y que quizás mientras estamos escribiendo se agreguen a las anteriores – a pesar de que no hay guerra sino simple opresión – en Israel, se celebra el último regalo ofrecido por el profeta Trump, que ha declarado literalmente que los Altos del Golán deben ser reconocidos como israelíes, a costa de Siria y los habitantes sirios bajo ocupación israelí desde 1967 y, por supuesto, el derecho internacional.

¡Primero Jerusalén, una bofetada que ningún palestino cristiano o musulmán y que ningún musulmán palestino o menos pretende tomar (aparte de los colaboracionistas cercanos del estado judío) luego, después de Jerusalén, ¡los Altos del Golán arrancados de Siria! Tratemos de preguntarnos: ¿son provocaciones que tienen como objetivo alcanzar otros objetivos, o de veras Trump es el profeta de los aproximadamente 15 millones de judíos en el mundo que, a pesar de su escasez numérica (de 7 mil millones y 200 millones de «lo que sea» humanos) son capaces para determinar los cambios de época – y peligrosos – para la humanidad? ¿Y Netanyahu derrotará su primera pesadilla, que es Irán, gracias a los efectos debidos a los regalos de Trump y todo habrá terminado, o estos efectos llevarán a consecuencias catastróficas que irán más allá de la superficie de los Altos? Al menos está permitido preguntarnos y esperar cualquier señal de Rusia y más allá.

Y en cuanto a lo que sucede en la Franja de Gaza, los asesinatos del viernes a manos de asesinos israelíes (los dos últimos mártires, apenas ayer), los vientos que soplan susurrando riesgos de reocupación, el «acuerdo» del siglo, la ceguera de los líderes que responden al descontento con métodos de ocupación israelíes que solo conducen al deterioro del tejido social, ¿es todo esto algo subterráneo o simplemente ha caído como el maná del cielo en beneficio de Israel? Dejando de lado por un momento la secularidad a la racionalidad, casi sería posible decir que una mano invisible realmente funciona a favor de este estado que, examinado de manera neutral, como ya se mencionó anteriormente, debería simplemente incluirse en la categoría de estados canallas.

Si Dios se ha convertido en un lobby financiero, tal vez esta mano invisible realmente exista y tal vez sea la que determina las fortunas del estado judío a pesar de sus crímenes, dado que una posición geográfica y por lo tanto políticamente mejor no podría existir excepto en ese pequeño pedazo de tierra que en la parte inferior hay una puerta de salida al Mediterráneo y una puerta de entrada al rico subsuelo de Oriente Medio.

La paz ciertamente no se beneficiará de esa mano invisible, pero al final no es la paz la que mueve las finanzas o incluso la economía. Smith no habló de la hipótesis de una Providencia que podría haber beneficiado a todos, sino que es la mano criminal de un sistema que se extiende por todas partes y que está por encima del bien y del mal como conceptos morales, un sistema que puede determinar cambios en las alianzas, incluso inesperadas, en un homenaje a ese dios que en las mesas de la ley reemplazó las reglas de las finanzas en beneficio absoluto de una pequeña parte del mundo. ¡El que lo gobierna!

Los palestinos han estado pagando durante muchas décadas por esto y, para silenciar sus voces y las de sus partidarios, los valets de Israel han empezado a usar la categoría de antisemitismo, que es completamente ajena tanto al análisis como a la condena de los crímenes del estado judío.

Netanyahu agradece felizmente a Trump, el último profeta, que no salvará al mundo de la catástrofe, pero que probablemente lo salvará a él, el próximo 9 de abril, de una catastrófica caída en las elecciones que lo llevaría directamente al juicio por corrupción que lo está esperando.

En este punto, aunque con gran perplejidad, debemos estar de acuerdo con el Secretario de Estado estadounidense, quien se declara a sí mismo «confiado en que el Señor está trabajando aquí» y que nos queda nada más que esperar a que «el Señor», siendo omnisciente, entienda la necesidad de regresar sobre sus pasos por el bien de la humanidad y no solo por sus «elegidos».


Traducido del italiano por Michelle Oviedo

Categorías: Medio Oriente, Norteamérica, Opiniones, Política
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.