Desde el obelisco hasta la Casa Jujuy una multitud compuesta por muchos sindicatos y organizaciones de base, miles de ciudadanos comunes y corrientes han desfilado de una manera colorida y festiva para decir que mil días de tortura física y psicológica contra Milagro Sala y los miembros de Tupac Amaru son suficientes y demasiados.

Mil días sin que los procesos artísticamente ensamblados contra una forma diferente, social y limpia de gestionar los contratos salieran a la luz, evidencia consistente de que las ganancias que una gestión prudente dedicó a las innumerables obras sociales construidas gratuitamente por Tupac Amaru terminaron en otro lugar.

Mil días de intentos de borrar política y humanamente a la única líder social seria de la oposición en Jujuy.

Contra todo esto, este evento y toda la campaña tomaron las calles, internacionalmente, para decir #LiberenAMilagro

Las fotos son de Prensa Tupac