De Jerusalén a Gaza… la Gran Marcha continúa

06.05.2018 - Jerusalén - Patrizia Cecconi

Este artículo también está disponible en: Italiano

De Jerusalén a Gaza… la Gran Marcha continúa
(Imagen de H. Abuhagag)

En una Jerusalén con un cielo grisáceo y el aire irrespirable que parecía ser la respuesta de la naturaleza a las sonrisas satisfechas de Netaniahu por haber logrado -con la complicidad de Italia- utilizar el deporte para reafirmar el poder de la mentira y la fuerza sobre el derecho internacional, se abrió la mayor carrera ciclista de 2018, consagrándose, a nivel mediático, la pretensión israelí de anexión de Jerusalén y de convertirla en la capital de su Estado.

Bajo los pedales de la «gira de Italia», y en nombre de una mentira magníficamente empaquetada, explotando la figura del gran Gino Bartali, el crimen de la ocupación militar israelí se ha evaporado, convirtiéndose en un homenaje al Estado ocupante.

Innecesariamente desde Ramallah, los ciclistas palestinos, los que aún no han sido embaucados por el ejército israelí, han intentado atraer la atención de los medios de comunicación organizando su propia excursión en bicicleta al muro de Qalandia, donde el puesto de control israelí les impide llegar a Jerusalén «como palestinos». Sólo un periódico italiano, como sabemos, ha informado de la noticia de esta gira palestina que gracias a la agencia de noticias social y NenaNewsAgency no ha pasado completamente diluida.

Mientras tanto, mientras se ignoraba el derecho internacional, cubriendo con su fachada deportiva su continua violación, a unas decenas de kilómetros de distancia, en un aire aún más irreprensible que el de Jerusalén, pero no por fenómenos naturales, se preparaban, a lo largo de las asediadas fronteras de Gaza, los preparativos para el 6º viernes de la gran marcha por el derecho al retorno.

Este viernes, también, vio la creatividad de los participantes en la marcha en antagonismo con la violencia de los sitiadores. Se utilizaron raquetas de playa para repeler gases lacrimógenos, de los que Israel hizo un uso generalizado envenenando a unos pocos cientos de participantes, incluidos los que se encontraban a cientos de metros de la frontera. Con la honda tradicional, dos drones muy sofisticados fueron derribados. Y aún hay un gran uso de las cometas y, sobre todo, la capacidad de demostrar que los participantes en la marcha no temen a un enemigo tan fuerte y tan armado, y que seguirán exigiendo la aplicación de los derechos consagrados por la ONU.

Este viernes no hubo muertos, aunque entre los aproximadamente 1100 heridos, varios de ellos fueron golpeados en el cuello o en la parte superior de sus cuerpos, pero incluso si hubiera habido alguno, ahora sabemos que no se les habría dado el lugar que les corresponde en los grandes medios de comunicación, al igual que, por otra parte, no recibieron las terribles declaraciones racistas, de incitación a la violencia y al asesinato que son lanzados periódicamente, no sólo por la gente de la calle, sino también por representantes del gobierno o del parlamento israelí como Liberman, Bennett o Ayelet Shaked, mientras que la gran importancia que se da a las declaraciones de Abu Mazen queda clara para todos por el hecho de que ha captado el antisemitismo en ellas. Bastaría con leerlo, el discurso de Abu Mazen, para comprender lo imprudente que fue su afirmación, dado el uso que se haría de sus palabras, aunque se refieran a situaciones histórica y socialmente concretas. Pero, como siempre, el Presidente Abu Mazen, en lugar de responder a los que explotaban sus palabras, es decir, los medios de comunicación de todo el mundo sobre el territorio israelí, prefirió disculparse por ofender involuntariamente a los «judíos», dando otra bola a los que juegan con el antisemitismo para anexionarse ilegalmente toda Palestina.

Mientras escribimos, la gira por Italia siguió sus etapas asiáticas desde Haifa hasta Tel Aviv, desde Ber’sheva hasta Eilat, pedaleando por carreteras que hasta 1948 fueron ciudades y pueblos palestinos. Esto no está siendo considerado por Italia, que ha aceptado la estafa sobre la figura de Bartali para acreditar al más ilegal de los Estados considerados democráticos y dar su contribución a una operación que, gracias a Trump, muestra al mundo entero cuánta fuerza y dinero gana por encima de la ley. RCS Media Group, los organizadores italianos del Tour, también agradeció a Israel por «esta maravillosa oportunidad», que es la oportunidad de utilizar el deporte en favor de la ilegalidad. Y no se trata de una declaración partidista, sino de la síntesis del estudio de una documentación histórica muy extensa a la que los historiadores israelíes también han hecho una contribución sustancial.

Israel, el 14 de mayo de hace 70 años, nació cazando o matando a un gran número de palestinos y destruyendo 432 pueblos, tomando posesión de todo lo posible. La ONU trató formalmente de remediar la «catástrofe» mínimamente con una serie de Resoluciones tras la autoproclamación del nacimiento de este Estado que, sin embargo, para Israel, siempre han sido meros trozos de papel y que este año, gracias también a Trump, harán o intentarán hacer el gran golpe: el reconocimiento de Jerusalén como su capital, cancelando la ilegalidad e ilegitimidad de su ocupación a los ojos del mundo.

Pero Israel sabe que una gran parte de los palestinos, tanto musulmanes como cristianos, nunca aceptarán esta anexión, ni la pérdida de sus derechos y, a unos ochenta kilómetros de aquí, unas 20-30.000 personas siguen diciéndole de la manera más inteligente y valiente que han podido inventar los palestinos: la gran marcha bajo una sola bandera, dejando de lado las divisiones de las cumbres. Una marcha del pueblo, basada en la no violencia y que tiene como táctica el uso de la ironía y las acciones simbólicas, como la de arrancar unos metros de red para mostrar que hasta el asedio más sofisticado y cruel tiene sus puntos más débiles. Han pagado un alto precio por ello, pero ni los 50 muertos ni los 6.000 heridos les han hecho rendirse.

Sin embargo, los medios de comunicación no cuentan estas manifestaciones de manera adecuada o correcta, sobre todo porque no están sobre el terreno, perdiendo así una gran oportunidad: comprender y hacer comprender a la gente que no se trata de marchas rituales, sino de una estrategia que tal vez consiga dar un giro a este conflicto de casi un siglo gracias a la creación de un único frente de resistencia.

Tal vez la Gran Marcha no logre su objetivo, tal vez los enemigos directos e indirectos sean demasiado poderosos y numerosos, pero lo veremos en los próximos meses. Mientras tanto, los comités organizadores se están preparando para el próximo viernes, tratando de enviar su mensaje más allá del asedio que ha estado estrangulando Gaza durante 11 años.

La marcha continúa y el Giro de Italia volverá dentro de las fronteras después de haber prestado sus servicios a Netanyahu que, hoy mismo, por ley de la Knesset, asumirá el derecho de declarar la guerra sin tener que ponerse de acuerdo al menos con el ejecutivo. Este es otro paso que aleja cada vez más a Israel de los pilares de la democracia, pero que -sin vergüenza- todos sus partidarios seguirán llamando Estado democrático.

Categorías: Asuntos internacionales, Medio Oriente, Política
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 10.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.