Gaza. Algo se está moviendo. ¿Pero en qué dirección?

21.05.2018 - Patrizia Cecconi

Este artículo también está disponible en: Italiano

Gaza. Algo se está moviendo. ¿Pero en qué dirección?
El paso fronterizo de Rafah. (Imagen de gloucester2gaza vía Flickr)

Tal vez los disparos de francotiradores israelíes contra manifestantes desarmados conmovieron la conciencia jurídica del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUR) porque, a pesar de las manipulaciones de los medios de comunicación basadas en versiones israelíes, los testimonios vivos documentados no dejaron lugar a dudas.

De hecho, hace unos días, los 47 miembros del Consejo se pronunciaron por amplia mayoría condenando los crímenes israelíes y pidiendo la apertura de una comisión de investigación para investigar las violaciones del derecho internacional en el contexto de las protestas masivas en la Ribera Occidental y a lo largo de las fronteras de la Franja de Gaza.

La Resolución obtuvo 2 votos en contra, entre ellos el de Estados Unidos, como es obvio dado que con sus declaraciones y acciones el Presidente de Estados Unidos ya no se erige como un hipotético árbitro sino como un «buen padre» de Israel.

Aunque el fallo de esta Comisión no tendrá ningún poder para dirigir las acciones futuras de Israel, como ha demostrado la experiencia pasada, el estado acusado de crímenes rechazó la resolución con indignación y el ministro Lieberman, uno de los halcones aún más a la derecha que el primer ministro Netanyahu, en su indignación incluso hizo el ridículo pidiendo a su estado que abandone el Consejo de Derechos Humanos, ¡olvidando que no es un miembro y por lo tanto no puede salir de él!

Es necesario hacer un breve repaso de la estructura del Consejo para comprender, más allá de los contingentes, el significado de esta negativa. El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos creada en 1946 y es más débil en cuanto a su eficacia para garantizar o intentar garantizar el respeto de los derechos humanos en el mundo. Sus miembros son 47, sorteados en función del peso numérico de los distintos continentes. Cuando se creó en 2006, no todos los países miembros de las Naciones Unidas votaron a favor, de hecho, los Estados Unidos e Israel se declararon en contra.

Su voto en contra de la creación de un organismo basado en los criterios fundamentales de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, emitida en 1948, pocos meses después de la proclamación del nacimiento del Estado de Israel, no es ciertamente una buena señal, aunque se trata de un hecho histórico que se oculta regularmente, pero que creemos que debe tenerse en cuenta. También hay que tener en cuenta que votar en contra del informe no constituye una pantalla contra la supervisión de posibles violaciones, ya que esto afecta a todos los Estados que forman parte de las Naciones Unidas. Cabe señalar también que la resolución que se deriva de la Comisión de Investigación autorizada para investigar las violaciones observadas, por importantes que sean, no es vinculante, ya que no prevé sanciones para los países acusados de violaciones de los derechos humanos. De hecho, se limita a una función informativa de la opinión pública mundial, como ha sucedido con Birmania, Congo, Corea del Norte y otros países, incluido el propio Israel, que ha sido repetida pero inútilmente condenada por violar los derechos humanos, y la única respuesta es un nuevo ataque defensivo por parte de los Estados Unidos y del propio Israel con la declaración pública de que el Consejo de Derechos Humanos tiene «una obsesión patológica contra Israel».

El paso de Israel de opresor a oprimido (en relaciín con los palestinos) es ahora una constante, y hemos visto esto también en los últimos días en Ginebra, donde la dura acusación hecha por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha sido respondida con la expectativa de la representante israelí Aviva Raz Shechter, quien echándose a los hombros a las aproximadamente 110 víctimas palestinas disparadas en el momento de su declaración, así como los más de 6.000 heridos, entre ellos 110 periodistas y 200 paramédicos en calidad de observadores y salvadores, acusaron a las Naciones Unidas de «querer apoyar a Hamás y su estrategia terrorista». Negando tanto las pruebas como las declaraciones del portavoz de las FDI (fuerzas armadas israelíes), la Sra. Shechter llegó incluso a afirmar que Israel ha hecho todo lo posible para evitar víctimas entre la población civil palestina, lo que coincide básicamente con las declaraciones de los halcones israelíes, que habían afirmado que no hay civiles entre los palestinos. La conclusión, por lo tanto, en la narrativa israelí, es incluso lógica.

Pero mientras el Consejo de Derechos Humanos expresaba su opinión pidiendo una comisión de investigación para averiguar sobre los asesinatos de palestinos a lo largo de las fronteras de la Franja de Gaza, una investigación que ya en su definición tiene una ironía involuntaria y macabra, incluso países no atribuibles a la categoría democrática se pronunciaron en contra de Israel, tanto por el uso de armas como, sobre todo, por el intento de expropiar Jerusalén fuera de toda legitimidad y de todo derecho internacional.

El Presidente Erdogan de Estambul, sin duda no un defensor de los derechos humanos en su país, expresó una fuerte condena de los EE.UU. e Israel, en armonía con la OCI, la Organización de Cooperación Islámica cuyos 57 Estados miembros se reunieron en asamblea en Estambul para condenar verbalmente de una manera muy dura (más que la Liga Árabe en El Cairo) el intento de apropiarse de Jerusalén y la masacre de Gaza.

A pesar de estas duras condenas, muchos palestinos temen que se mantengan las palabras porque la demanda de retirar a todos los embajadores árabes de Washington no ha recibido una respuesta adecuada.

Mientras tanto, la diplomacia está funcionando. Tal vez la marcha, que ha sido extendida hasta el 5 de junio, será eliminada gradualmente gracias al logro de algunos compromisos entre el gobierno de la Franja y El Cairo con la fuerte impronta de Qatar. No sólo se habla de la apertura del cruce de Rafah, que en cualquier caso debilitaría las exigencias palestinas y dejaría intacto el asedio israelí. También se habla de mejoras en las condiciones de vida de los gazawos, como el suministro de agua y electricidad y el hecho de que Qatar se haga cargo de los salarios que el NPA ha dejado de pagar. Todo esto sería sin duda una mejora a corto plazo de la vida en el interior de la Franja, pero sería la victoria de quienes, desde el primer momento y en total negación de la verdad, atribuyeron a Hamás la paternidad de esta inmensa manifestación popular, distorsionando su significado y, en última instancia, arriesgándose a hacer fracasar su principal objetivo, que es la aplicación de la Resolución 194 de las Naciones Unidas para el retorno de los refugiados y el fin del asedio.

Sin embargo, Gaza siempre tiene sorpresas reservadas y luego, cuando se trata de cerrar, es bueno recordar que Gaza no es sólo Hamás. Hamás es la fuerza política que gobierna la Franja, pero no es la única fuerza política en la Franja. Esto se ha demostrado abundantemente con la gran marcha de regreso, a pesar de que los principales medios de comunicación han hecho todo lo posible por ocultarlo, hasta el punto de otorgar a Hamás la autoría de esta gran iniciativa que el partido gobernante, consciente o no de la trampa mediática, ha hecho suya, intentando gestionarla tanto internamente como en los acuerdos diplomáticos que están tomando forma.

Categorías: Derechos Humanos, Internacional, Medio Oriente, Opiniones
Tags: , , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.