La acción lobby supone la privatización de la sanidad
Se les adjudicó el 70% de los contratos; casi 800 millones de euros
Fundación IDIS, Fundación España Salud, ANEFP y Farmaindustria, los más favorecidos

La privatización de la sanidad pública madrileña superó cifras de años anteriores en adjudicaciones a empresas pertenecientes a los principales lobbies que operan en nuestro país, con un 70% de los contratos, que sumaron casi 800 millones de euros de dinero público en el año 2020, mientras luchábamos para superar la pandemia de COVID-19.

Las adjudicaciones que beneficiaron a los lobbies sumaron 759.968.907 euros de los 1.045.593.773 euros totales invertidos en la licitación pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; un 72,68% del dinero frente al 55,58% de media entre 2014 y 2017. Las cifras corresponden a 1.531 contratos que fueron a parar a empresas lobistas, del total de 2.222 licitaciones (68,90% de los contratos), frente al 56,8% de media entre 2014 y 2017. Hay que tener en cuenta que en estas cifras no están incluidos los “Contratos menores” adjudicados por la Consejería de Sanidad en 2020.

Los datos recogidos en el informe “Los Lobbies en Sanidad 2020” de la iniciativa de la Auditoría Ciudadana de la Deuda de Sanidad (Audita Sanidad), presentado este martes 31 de mayo, que identifica cuáles son los 20 lobbies del sector sanitario español, cuantifican su influencia, señala la relación entre grupos empresariales adjudicatarios y los lobbies incluidos, y elabora un ranking de empresas pertenecientes a los diferentes grupos de presión identificados.

Así, el informe revela cómo los más influyentes en el sector sanitario a la omnipresente Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Farmaindustria, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), SEDISA, AESEG, Fuinsa, Fundación ECO, ASEBIO o la Fundación Economía y Salud y otros más heterogéneos como AESMIDE, Club Gertech, Madrid Network, Foro Infraestructuras o Fedea. También las influyentes Fundación España Salud y la Asociación Economía para la Salud (AES) o AESTE.

Dinero público en manos privadas

Con la información del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) se han identificado los lobbies y las adjudicaciones de la Consejería de Sanidad en 2020. El informe revela cómo la Fundación IDIS, que aglutina los principales grupos de hospitales, clínicas privadas, compañías aseguradoras de nuestro país y laboratorios farmacéuticos, es el lobby más beneficiado con 1.404 adjudicaciones conseguidas por un valor de 603.559.185 de euros. Le sigue la Fundación España Salud, que la forman empresas tecnológicas, de gestión de la salud, farmacéuticas, biotecnológicas y medios de comunicación, con 778 contratos por valor de 460.002.361 euros y ANEFP, que agrupa farmacéuticas para el autocuidado de la salud, con 621 contrataciones que suman 405.254.465 euros.

A la influyente Fundación IDIS pertenece también el cuarto en el ranking, Farmaindustria, lobby que agrupa a la mayoría de los laboratorios farmacéuticos establecidos en España, controla la práctica totalidad de las ventas de medicamentos de prescripción bajo patente, y obtuvo 545 contratos por un importe de 384.386.139 euros. Le siguen la Fundación ECO, (473 contratos y 360.037.735 euros), SEDISA (452 por 329.553.398 euros) y continúa hasta el total de 20 grupos de presión que abarcan empresas privadas de todos los sectores.

Como muestra de relación entre empresas y lobbies, Johnson & Johnson, Roche, y Bayer, tres grupos farmacéuticos que guardan relación con once, nueve y ocho lobbies diferentes respectivamente, copan las primeras 20 posiciones del ranking (el 71% del total) por importe de adjudicaciones a empresas lobistas.

Además, durante 2020 se dieron dos casos particulares de financiación; el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal y el Hospital de Campaña IFEMA. El primero contó con 32 contratos por 77.194.426 euros a manos de alguno de los lobbies nombrados. El resto de los casi 124 millones fueron a manos de empresas constructoras y de servicios, lobbistas de otros sectores, hasta generar su sobrecoste de casi el 180% respecto de lo presupuestado. En el Hospital de Campaña de IFEMA se gastó 87.596.776 euros a través de 227 adjudicaciones (un coste diario de casi 1,8 millones de euros) por 41 días de actividad.

Las adjudicaciones se agrupan por modalidades de contratación. Los suministros se llevan más de 660 millones de euros, los servicios superan los 33 millones y las obras algo más de 66 millones, (tres adjudicaciones para la construcción del Zendal). Así, los lobbies se sitúan y mezclan en diferentes ámbitos de actuación; suministros necesarios para servicios sanitarios, gestión sanitaria de servicios, constructoras de infraestructuras sanitarias, o generadores de conocimiento o ideología sanitaria, así como intereses financieros.

Mientras la deuda acumulada ascendía a 34.604 millones de euros en 2020, un 148% del Presupuesto de la Comunidad de Madrid, el enorme caudal de dinero público adjudicado busca la medicalización de la vida y la mercantilización de la sanidad, merma recursos humanos públicos, los atrae hacia el sector privado, y acaba en manos privadas de estos lobbies a través de su influencia en las políticas públicas, de la utilización por medios lícitos o ilícitos de la Ley de Contratos del Sector Público, y de la política de precios abusivos en el sector farmacéutico.

Marian Álvarez Macías | Comunicación Audita Sanidad | +34 607 65 87 85 | alvarezmaciasmarian@gmail.com
Vicente Losada | Activista de Audita Sanidad | +34 650 97 86 29 | vicentelosada@telefonica.net

AuditaSanidad (Grupo de Trabajo Auditoría Ciudadana de la Deuda en Sanidad)
www.auditasanidad.org | Facebook | Twitter