Representantes católicos, protestantes, metodistas, islámicos, budistas y menonitas lanzaron manifiesto contra el terrorismo de Estado y en defensa del proceso democrático en Colombia

Por: Felipe Bianchi y Leonardo Wexell Severo / ComunicaSul

En la recta final de las elecciones presidenciales del 29 de mayo, el pueblo colombiano está aterrado por la política de terrorismo de Estado y la multiplicación de asesinatos de líderes sociales, que intentan perpetuar un modelo de dominación y exclusión. La lucha contra la injusticia y la denuncia de la escalada de violencia llevaron a representantes católicos, protestantes, metodistas, islámicos, budistas y menonitas a unirse este jueves 19 de mayo, en Bogotá, en un clamor por la paz y el respeto al proceso democrático.

Para Luis Fernando Sanmiguel, pastor de la Iglesia Comunidad Esperanza, es necesario dar un salto de aptitud en el trabajo “para ir más allá de muros y templos, entre todos los que creen en el camino hacia un mundo mejor”. Pero es necesario tomar una decisión, advirtió el reverendo, “y acompañar a los movimientos sociales, que defienden pacíficamente la vida, que es lo más sagrado que existe”.

“Tenemos que promover la práctica de la reconciliación, que requiere hablar de la verdad. ¿La gente para reconciliarse, para reencontrarse, necesita saber por qué asesinaron a diez mil jóvenes como ‘falsos positivos’? ¿Por qué matan todos los días a un líder social en nuestro país? ¿Por qué es necesario que 30 de los 50 millones de colombianos necesiten vivir en la pobreza? ¿Por qué seis millones de colombianos hoy no tienen qué comer? Necesitamos el perdón acompañado de la verdad. La verdad acompañada de la conversión y esta última seguida de la no repetición”, agregó Sanmiguel, quien también es coordinador de Teusaquillo Territorio de Paz – Comunidades de Fe y Espiritualidades.

Según Nathaly Ospina, el feminismo es una herramienta fundamental para superar los problemas sociales en Colombia. Foto: ComunicaSul

De acuerdo con Nathaly Andrea Ospino, de la Iglesia Metodista Colombiana, es necesario prestar especial atención al tema de la mujer, con un seguimiento más cercano a sus realidades, ante las crecientes adversidades. “Desde la situación de las familias que se han empobrecido, como el pescador cuyo río se contaminó con mercurio ya no tiene fuente de ingresos, hasta las niñas que están siendo violadas por el ejército”, señaló.

Según el pastor budista Dairen Jácome, la relevancia del encuentro es que “por diferentes caminos todos buscamos la paz, la armonía, la verdad y la justicia”. Más que nunca en este momento, subrayó, “es hora de que todos los líderes religiosos, comunitarios, sociales e indígenas nos unamos y enseñemos con nuestras propias acciones cómo combatir la corrupción”.

“La palabra Islam, en árabe, deriva del concepto de paz. Los musulmanes somos buscadores de paz. En Colombia, en tiempos de elecciones, esto es lo que busca nuestra comunidad. Que entre toda la sociedad colombiana, entre todas las religiones y todas las razas, nos unamos y busquemos un cambio. Que el candidato que resulte electo presidente trabaje por una sociedad mejor”, declaró el Jeque Mohammad Husein Valencia Montaño, del Centro Cultural Islámico Ahlul-bait. “Nosotros, desde la comunidad islámica”, recordó, “trabajamos en temas culturales y sociales, en colaboración con las comunidades cristianas. Tenemos escuelas y nos unimos con la diversidad, porque no estamos tratando de convertir a la gente, sino de cultivar la fe. Por eso, esperamos que toda la comunidad colombiana atienda el llamado a ir a las urnas en paz”.

Por su parte, Carlos Eduardo Guevara Rodríguez, representante de la Iglesia Anglicana Episcopal, recordó que el 19 de mayo es el Día Nacional contra la Impunidad en Colombia. “¿Pero cuántas veces los niños, jóvenes, líderes campesinos e indígenas, mujeres y hombres que trabajan y luchan por la tierra, han sido asesinados y mediante el silencio del Ejecutivo también han sido víctimas de la impunidad?”, preguntó.

Para Carlos Guevara, Estado colombiano actúa para perpetuar la impunidad. Foto: ComunicaSul

“El Poder Ejecutivo guarda silencio. El Poder Legislativo hace lo mismo. Y el Poder Judicial dicta sentencias a favor de los poderosos de nuestro país”, opinó. “Si Jesucristo estuviera aquí, entre nosotros, ¿qué haría con esta Colombia? ¿Qué nos diría? ¿’Quédate ahí en silencio, todo está bien’? ¿O nos llamarías a conmoción para denunciar toda esta situación de miseria, indignidad, corrupción, impunidad y mentira? Es nuestro deber trabajar por los más empobrecidos, por los más ultrajados, por los que están destruidos y sin voz”, subrayó Guevara. “Necesitamos acoger a estas personas y cuidar nuestra casa común. Todas las vidas son importantes. Tenemos que valorar y defender la vida, pero una vida digna”, concluyó.

El encuentro estuvo acompañado por Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia, quien elogió la iniciativa de los religiosos por sumar esfuerzos en la construcción de una cultura de paz y respeto mutuo.

Lea el texto del manifiesto completo:

Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos;

y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces;

no alzará espada nación contra nación,

ni se adiestrarán más para la guerra.

Isaías 2. 4.

Considerando que las Comunidades de Fe y las Espiritualidades tienen su razón de ser en llevar la Paz Integral de Dios a toda la humanidad y a toda su creación. Que las Comunidades de Fe y las Espiritualidades tienen como propósito cuidar la vida y defenderla. Que las Comunidades de Fe y Espiritualidades buscan hacer concreto el cuidado de la creación como vida en abundancia para todos sus seres vivientes.

En Colombia en lo que ha transcurrido del año 2022 ,y principalmente en este último mes de mayo la violencia ha aumentado a niveles muy preocupantes. Además, en el país se está generando perversamente un ambiente para polarizar más la sociedad, a través de manifestaciones políticas y de poderes amenazando el proceso democrático y la institucionalidad colombiana.

Por eso, como Comunidades de Fe y las Espiritualidades hacemos un llamado a:

  • Que se respete el proceso electoral, sin que se promueva ningún tipo de violencia o tipo de corrupción, como un ejercicio de construcción democrática que fortalece las instituciones del Estado colombiano.
  • Que se respete el resultado electoral de las elecciones presidenciales este 29 de mayo y de una eventual segunda vuelta, independiente del candidato político que resulte ganador.

Hacemos un llamado a la población colombiana, indistintamente de su creencia religiosa y de su preferencia política, a rodear a todas las personas que son candidatas a la presidencia de la República de Colombia y a participar masivamente en estos comicios electorales como protesta contra la violencia y como una manifestación pacífica a favor de la construcción de la paz.

Hacemos un llamado a todas las Comunidades de Fe y las Espiritualidades a articular fuerzas en misión de lo Sagrado con el propósito de visibilizar la propuesta de Reino de Dios entre nosotros y nosotras. Reconociéndonos que como espiritualidades sanas nuestra razón de ser, en Colombia y el Planeta, es la Paz Integral y la reconciliación de toda la creación.

Como Comunidades de Fe y las Espiritualidades apoyamos a todos los gobiernos de turno con hacer posible un gobierno justo y que promueva la paz en opción por todos los vulnerados/as, marginados/as, pobres y empobrecidos, opción por todos los necesitados en sus diferentes formas y el cuidado de la creación.

¡Como Comunidades de Fe y las Espiritualidades hacemos un llamado, Clamamos por la PAZ y el respeto al proceso democrático!