La embarcación se hundió en el mar Mediterráneo, frente a las costas de Ma’agan Michael, en el norte de lo que hoy en día es Israel.

Un grupo de científicos de la Universidad de Haifa (Israel) recientemente descubrió que los esqueletos de ratas hallados en un barco que naufragó hace 1.400 años frente a las costas de Ma’agan Michael —en el norte del actual país hebreo— ofrecen nuevos datos sobre ese momento de la historia en la región, conocido como período islámico temprano, informan medios locales.

Concretamente, los buzos encontraron los restos de seis ratas en el interior de la embarcación, y al menos dos de ellas pertenecían a variantes de las islas del Mediterráneo central, como Córcega o Cerdeña, lo cual podría indicar que navegó hacia esas tierras.

«Vemos que durante esa época había plagas y guerras y, sin embargo, todavía había tráfico marítimo y mercancía que conectaban el Mediterráneo central y el Levante mediterráneo, y eso comienza a abrir nuestra idea sobre el nivel de comunicaciónque existía», explicó Sierra Harding, candidata doctoral de la Universidad de Haifa y zooarqueóloga del proyecto que estudia el antiguo barco mercante.

Asimismo, la investigadora indicó que una de las conclusiones más importantes del naufragio es que tanto en el pasado como en el presente las personas normales están más conectadas y unidas para trabajar juntas de lo que los libros de historia quieren hacer creer basándose en las «narrativas geopolíticas de guerras y batallas».

El artículo original se puede leer aquí