LITERATURA

 

 

 

 

 

Barcelona ya forma parte de la “Red de Ciudades Machadianas”, red creada para poner en valor la figura de Antonio Machado, dar a conocer la vinculación con la ciudad y contribuir al conocimiento de su obra.

La ciudad ya trabaja para editar este 2021 un libro con los artículos publicados por el poeta mientras vivía en Barcelona, y propone crear una ruta literaria alrededor de la vida y obra de Antonio Machado en la capital catalana y programar actos e iniciativas culturales.

El regidor de Turismo e Industrias creativas, Xavier Marcé, ha destacado que formar parte de esta red de municipios comprometidos con la puesta en valor de la figura del poeta Antonio Machado “nos permite no solo sumar y colaborar con otras ciudades machadianas, sino también innovar y proponer nuevas iniciativas para dar a conocer la relevancia del poeta y su obra y vinculación con Barcelona, como patrimonio cultural universal y parte de la historia de Barcelona”. En este sentido, Marcé ha anunciado que el Ayuntamiento de Barcelona trabaja para editar este 2021 un libro que recoja los artículos que el poeta escribió al diario La Vanguardia durante su estancia en Barcelona, y ha explicado que se pondrá en marcha una ruta literaria propia y otras iniciativas culturales alrededor de Machado, atendiendo siempre las circunstancias de la situación general.

Poner en valor la figura y obra de Machado en Barcelona

La “Red de Ciudades Machadianas” es una asociación de municipios creada el 22 de febrero de 2009 con el objetivo principal de difundir la figura, la obra y la vida de Antonio Machado, así como de establecer políticas de intercambio de experiencias entre los municipios asociados y desarrollar una política de producción y promoción turística alrededor de la figura del escritor y su universo cultural. Es una entidad sin ánimo de lucro, formada actualmente por las ciudades de Sevilla, Soria, Segovia, Baeza, Colliure, Rocafort y Madrid, además de Barcelona –recientemente incorporada-, y que tienen en común haber estado lugar de residencia y parte de la vida de Antonio Machado.

Barcelona fue la última residencia de Machado antes del exilio. En la primavera de 1938 el escritor dejó Rocafort, en València, y se trasladó a la capital catalana. En Barcelona pasó el primer mes en el hotel Majestic, convertido en centro de refugiados ilustres. Más tarde se alojó en la torre Castanyer, en Sant Gervasi, donde pasó ocho meses, durante los cuales colaboró con La Vanguardia, con un total de 29 artículos (la mayoría de la serie “Desde el mirador de la guerra”). La medianoche del 22 de enero de 1939 Machado emprendió el camino del exilio.