POEMA

 

 

 

En cada mujer que pare

por amor y por amada

en cada primer aliento

se renueva la esperanza

 

En los besos al amante

cada vez que tú me abrazas

en la caricia de un niño

siempre habita la esperanza

 

En cada muestra de afecto

en cada charla que calma

en cada gesto de apoyo

hay semillas de esperanza

 

En el cuidado del otro

en las extendidas palmas

en el respeto profundo

ahí habita la esperanza

 

En el reencuentro de amigos

en las cómplices veladas

en las risas compartidas

también está la esperanza

 

Cuando abres un camino

y te aliento a que te vayas

sin pedir que ‘no me dejes’

hay un gesto de esperanza

 

Cuando te miro a los ojos

más allá de tu mirada

cuando te siento sagrado

hago crecer la esperanza

 

En las causas por la vida

cuando no se espera nada

cuando juntamos las manos

impulsamos la esperanza

 

En cada revolución

donde no existen las armas

en cada despertar nuevo

fluyen ríos de esperanza

 

Y cuando todo se cae

o cuando todo me espanta

busco ese refugio adentro

donde habita la esperanza

 

De donde beben las artes

la inspiración que arrebata

el éxtasis de los místicos…

donde vive la esperanza

 

En ese espacio profundo

donde el silencio se agranda

cuando el yo desaparece

donde brota la esperanza

 

De donde sale la diosa

en libertad encarnada

para ser rebelión

y alimento de esperanza

 

El mismo que reconozco

dibujado en muchas caras

que son ventanas de hogares

donde danza la esperanza

 

En esos seres humanos

que son sabios y acompañan

transformados en morada

donde vive la esperanza

 

Diseñando ese futuro

al que aspira nuestra alma

construyendo el Nosotros

donde viva la esperanza

 

¡Quiero encontrarme contigo…

…donde habita la esperanza!