Tratamiento médico, libertades individuales y coronavirus: entrevistas / intercambios entre el Dr. Pascal Trotta, Pascal Bertincourt y Didier Doré

09.04.2020 - Francia - Rédaction Bordeaux

Este artículo también está disponible en: Francés

Tratamiento médico, libertades individuales y coronavirus: entrevistas / intercambios entre el Dr. Pascal Trotta, Pascal Bertincourt y Didier Doré
De izquierda a derecha, Dr Pascal Trotta, Pascal Bertincourt y Didier Doré.

Pressenza presenta los intercambios de este 25 de marzo entre el doctor Pascal Trotta, Didier Doré y Pascal Bertincourt sobre los diferentes aspectos del coronavirus en este momento, tratamiento médico, decisiones en cuanto a la salud, manejo de crisis por parte del gobierno, confinamiento, gratitud al personal médico, así como los impactos posteriores a la crisis. Nos pareció importante proporcionar detalles y un vistazo a la situación actual.

Video:

Créditos del video: Xavier Foreau

TRANSCRIPCIÓN DEL VIDEO

Esta noche (25 de marzo de 2020) hemos decidido reunirnos entre amigos; el doctor Pascal Trotta, a quien probablemente vieron en un video que está causando revuelo en internet, es médico independiente. También nos encontramos con Didier Doré, desde Perpignan, brinda asesoramientos en negocios y gestión personal. Es una persona que aprecio principalmente porque tenemos muchos lazos en común y por la bondad que vive en nosotros. Estamos con Xavier Foreau, periodista de la  Agencia Pressenza, y finalmente mi persona (Pascal Bertincourt) que humildemente trata de crear un vínculo entre estas personas y las ideas que pueda haber. En esta crisis actual, nos pareció importante aclarar y analizar la situación.

Entonces, si les parece bien, comenzaremos con Pascal Trotta, ya que él es nuestro referente científico y tiene mucho que contarnos. Intentaremos que sea breve para que puedan tener la máxima información posible sobre las ideas y la situación actual que nos incumbe.

Pregunta Pascal Bertincourt: Primero Pascal, quiero preguntarte, ¿qué percibes a través de esta crisis del coronavirus, especialmente en los anuncios que ha hecho el gobierno, y obviamente la duda que hay de querer implementar un tratamiento que parece ser efectivo?

Dr. Pascal Trotta: Percibo un grave peligro para los ancianos, que en realidad no están abandonados, [pero] lo sabemos, los que corren riesgo de salud con el Covid, son los ancianos quienes tienen comorbilidad, es decir, dos o tres enfermedades: cardíacas, respiratorias; o quienes simplemente están cerca del final de sus vidas. Estas personas, si contraen el coronavirus, como el virus de la gripe clásica, pueden morir debido a su fragilidad, por lo que llamamos una neumonía intersticial con derrame de líquido en los alvéolos pulmonares y alrededor de ellos en el intersticio, que se puede diagnosticar muy bien en los Rayos X y que puede conducir a insuficiencia respiratoria la cual requiere aparatos de respiración de reanimación.

Debido a las políticas ultraliberales aplicadas desde hace 30 años, ya no tenemos suficientes camas de hospital, porque fueron cerradas por los gobiernos desde François Mitterrand a Macron, y no tenemos suficiente personal médico, ya que la lógica ultraliberal dice que la salud es costosa. Además, hay muchos estudios sobre los ahorros que podemos hacer en salud pero aun así nos encontramos con un hospital que está saturado y que debe asumir una carga excesiva de pacientes en muy poco tiempo.

El gobierno ha decidido, para salvar este sistema hospitalario en crisis, encarcelar a toda la población, lo que se llama confinamiento generalizado, que para mí es una medida inadmisible en términos de libertades públicas. Mientras que hay una solución, la medicina moderna, que comparto totalmente con el profesor Didier Raoult y es hacer medicina, es decir, diagnóstico y tratamiento.

Lo resumo muy sintéticamente: este diagnóstico es la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa en inglés). Todos hemos visto los videos de las enfermeras y asistentes del profesor Didier Raoult, que colocan un hisopo en la nariz para recoger un poco de líquido nasal. Al examinar este líquido nasal en 48 horas se puede saber si tiene antígenos del Covid-19. Entonces así sabremos si somos positivos o no para el Covid-19. Luego si somos positivos y tenemos dificultades respiratorias, bueno, podemos hacer una tomografía pulmonar para ver con precisión estas neumopatías intersticiales y tomar el tratamiento recomendado por el profesor Didier Raoult, que es hidroxicloroquina o plaquenilo, que en el 75% de los casos después de seis días elimina la carga viral. Es decir, que si no hay más virus, no hay más enfermedad y, por lo tanto, es una forma de desatascar hospitales.

Esta es la medicina moderna que debe practicarse a gran escala. Pero nuestros políticos han decidido no practicar esta medicina moderna y rehusar a los médicos y a la población las pruebas a gran escala y este tratamiento con hidroxicloroquina.

Pregunta Pascal Bertincourt: Mientras que justamente podemos ver en los países vecinos: Alemania, Bélgica, en los países del sur como Marruecos, España y Estados Unidos, Corea, Japón, China, este protocolo se ha implementado y está teniendo resultados.

Dr. Pascal Trotta: Lo que perturba enormemente a los parisinos, porque los conozco bien, vengo del santo de los santos que es el internado de hospitales en París. Conozco bien ese medio, se creen lo mejor, lo sé, vengo de ese entorno. No soportan que un profesor independiente de Marsella, Raoult, sea más capaz que ellos y, sobre todo, sea mucho más ético ya que no se está vinculado a los fideicomisos farmacéuticos.

Raoult propone tratar a gran escala con un compuesto que cuesta 10 centavos por tableta, mientras que todos los expertos de un dizque comité creado por Edouard Philippe y Macron está lleno de expertos que tienen vínculos de intereses, conflictos de intereses con los fideicomisos farmacéuticos y lo que quieren detrás de todo esto, al retrasar la generalización del diagnóstico y el tratamiento, es hacer que cada vez más los franceses tengan miedo para enseguida imponer una vacunación masiva que será mucho más cara pero también mucho más tóxica.

Pregunta Pascal Bertincourt: Además, estábamos discutiendo justamente con Didier sobre esta cuestión de la incapacidad del órgano político para tener en cuenta la realidad en la que nos encontramos hoy. Porque quizás lo único que  era suficientemente justo como para que Macron dijera en su discurso, es que de hecho estamos en guerra contra un virus que es invisible a simple vista, pero que es muy real, en todo caso en los biotopos de individuos, con consecuencias que son la muerte. Por cierto, Didier, si deseas agregar algo a esta pregunta. Sé que tenías una visión bastante acertada sobre este tema.

Didier Doré: En todo caso, tengo una visión que no es técnica, porque no soy médico, ni ingeniero ni alguien con formación científica. Tengo una capacitación rigurosa así que sé lo que es el pensamiento y la organización. En mi trabajo como formador, trabajo en esta área, pero también tengo una visión especialmente espiritual.

Entonces soy lo que llamamos un peregrino Ares. Voy a hacer mi presentación con mucha modestia porque no estoy aquí para hacer proselitismo, pero quiero que quienes nos escuchan sepan quién soy. Así que soy un hombre que ha tenido un enfoque espiritual desde hace 35 años, y vamos a decir que mi concepción del mundo es la libertad absoluta del hombre, una libertad basada fundamentalmente en el bien, la bondad, el perdón, la paz, la inteligencia del corazón, etc. Esta cosmovisión se basa en un libro llamado La Revelación de Ares, que es una verdadera revelación de un hombre que presenció esta revelación, todavía vive y tiene 98 años (errata 91 años), su nombre es Michel Potay.

No voy a ir más lejos, solo era para citar la fuente. Y soy, diremos, el reflejo de este hombre en este aspecto como en otros y nosotros los peregrinos de Ares también nos oponemos completamente al encierro, no por razones médicas porque no estamos capacitados para eso, pero por razones de sentido común. Ahora, la idea de nuestra posición, es que el Covid-19 es un mal entre muchos otros males. Y cuando estamos en una misión del gobierno, entre dos males debemos elegir el menor. La mayoría de las veces este es el caso. Cuando uno está en guerra y especialmente si se es el que está peleando la guerra, uno nunca vuelve contra su pueblo. Al contrario, se lucha con el pueblo. Y contamos con su inteligencia, su coraje, su fe, sus capacidades, sus recursos, para salir de ella, para salir de la crisis. Este gobierno, como muchos gobiernos, hace lo contrario.

Personalmente, no estoy aquí para tomar la palabra del grupo, es mi opinión personal, lo que considero absurdo es que, de hecho, este gobierno ha tomado decisiones que tendrán un doble efecto negativo.

En primer lugar, ahora estoy totalmente convencido de que aislar a las personas sanas es inútil, es decir, en última instancia no evitará que el virus circule. El trabajo del virus es circular, en algún momento u otro, todos terminarán infectados a menos que se tenga una vacuna. Entonces, lo que se debía hacer era justamente no encerrar a la población, especialmente si desde el principio había una parte de la población, niños, que se enfermaron muy poco, sin mostrar ningún síntoma sintomático en particular. Es decir, aquí hemos aislado adultos con niños enfermos, es lo peor.

Lo segundo es que, al aislar a la población de esta manera, tenemos un doble impacto, esta vez en la economía y lo social. Es decir, en lugar de permitir que el ser humano luche normalmente, la primera barrera contra un virus es el sistema inmunológico,  el ser humano no es tan frágil. Incluso si el virus tiene efectos mortales en algunos casos, en la mayoría de los casos, el 97% más o menos ahora no tiene consecuencias, o consecuencias no más graves que la gripe. Esto no significa que debemos despreciar a los muertos, pero sí significa que debemos comportarnos de manera realista. Sabemos muy bien que una enfermedad, una pandemia, mata al ser humano; por lo tanto, tenemos que limitar el número de muertes, pero sin crear muertes futuras mediante un desmantelamiento total de la economía.

Lo fundamental era que estos hombres, primero se preparen, lo que no se hizo, luego acepten con valentía que ya no tenían los medios para hacer frente al virus y tenían que despejar de inmediato todas las posibilidades. Era posible poner, no sé cuántos laboratorios en marcha para las pruebas, se puede  poner laboratorios en marcha para elaborar máscaras, se puede poner laboratorios en marcha para hacer gel hidroalcohólico, son precauciones que toda la gente podía crear.

Desde el momento en que no se tenía todo eso, se tenía que decidir. Sabemos también que, por ejemplo, varios empresarios hablaron con el gobierno hace dos meses diciendo, sabemos cómo fabricar respiradores. Hay escasez de respiradores en Francia, y durante dos meses la respuesta del gobierno ha sido el silencio. Entonces, eso significa que esta crisis es manejada por personas que, de hecho, consideran a las personas como peones, como una manada que la pueden manejar, como si estas personas no tuvieran los medios para defenderse ni para tener coraje. Entonces, cuando asustamos a la gente, obviamente, se pone en marcha una psicosis. Y si apelamos a su inteligencia, su corazón, su coraje, su razón, también terminará poniéndose en marcha.

Así que creo que, simplemente a nivel humano, y en el nivel, voy a decir, espiritual, es decir, el respeto por la libertad, estoy completamente de acuerdo con el Doctor Trotta: la violación absoluta de los derechos de circulación, del derecho a trabajar, etc., esto es realmente algo que muestra una incuria, una impericia absoluta. Ni una palabra por el momento, pero se hablará tal vez, de los intereses ocultos, de las estrategias ocultas de este gobierno, que de todas formas se emplaza en «protector». Es absurdo, no se protege a un pueblo encarcelándolo.

Pascal Bertincourt: Además, Pascal [Trotta] lo confirmarás, pero vemos que cada vez más jefes de departamentos de hospitales, incluido, por ejemplo, el profesor Christian Perronne, que es el jefe de departamento de enfermedades infecciosas en Garches, finalmente están contradiciendo las recomendaciones de la ARS [Agencia Regional de Salud]. Dado que efectivamente están implementando el protocolo del Dr. Raoult, ya que se dan cuenta de que en los diversos estudios que se les comunicaron, en particular un estudio reciente de China, demostró que efectivamente si este tratamiento se tomaba desde el comienzo de la infección, hubiera permitido un resultado concluyente, incluso casi el 100%.

Entonces, creemos que hay un tipo de indignación y rebelión hospitalaria que se está produciendo, porque los médicos como tú, Pascal, o como aquellos que trabajan en hospitales, saben muy bien que la gestión de este proceso por el gobierno es casi ineficaz. Y el hecho es que hoy todavía no vemos las consecuencias psicológicas y sociales en la población, ya que estamos a seis o siete días de confinamiento, pero es obvio que con el tiempo, el impacto que tendrá en las diferentes personas en el nivel interno de las familias probablemente sean aún más dramáticas que la epidemia misma.

Por lo tanto, parece esencial poner en práctica este proceso de inteligencia colectiva. Ya lo habíamos visto en el movimiento de los Chalecos Amarillos, esta capacidad que había de crear a través de reuniones de personas, que no necesariamente se consideraban como los más intelectuales, pero que por medio de la ayuda mutua, por discusión, reunión, por compartir, por empatía, fueron capaces de destacar las medidas que eran esenciales para el equilibrio de la sociedad.

Así que hoy, para mí, hay un punto absolutamente esencial, lo que decías Didier, será que el gobierno sea capaz de admitir sus errores, como lo hizo en algún momento Agnès Buzyn. Pero entonces, es un discurso un poco esquizofrénico porque, por un lado, hay una persona que nos dice una cosa y, finalmente, actúa de manera diferente, como ya hemos visto claramente que primero desclasificó la cloroquina que era de libre acceso en farmacias, para ponerla en la clase 2, es decir, con la necesidad de tener una receta, cabe preguntarse por qué, el 13 de enero ella y el profesor Salomón dictaron una  orden ministerial. Mientras que ella explicaba que había advertido a sus superiores, es decir, a la Oficina del Primer Ministro, sobre el peligro del virus, pero un mes antes dijo que no había nada, absolutamente nada que temer, ya que los franceses tenían muy pocas posibilidades de contagiarse.

Tenemos un presidente de la República que nos dice: es completamente necesario apoyar, y ayudar a los cuidadores, pero un mes antes los persiguió con LBD [N.d.E. ‘Lanzador de bala de defensa, arma utilizada para la policía en Francia] y garrote en la calle; así que realmente sentimos que hoy estamos con gobernantes que son esquizofrénicos. Tenía un amigo que me preguntó por qué no había psiquiatras o psicólogos en el comité científico, pero creo que si lo hubiera , ya habrían pedido que los internen a todos; porque estas personas dicen una cosa y hacen exactamente lo contrario.

Es retórica y el efecto permanente del lenguaje, y hoy vemos que la población muere cada día por cientos de personas, como lo repite Idriss Aberkane, 7300 muertos por día, mas o menos ¡5 muertos por minuto! Lo que quiere decir estamos frente a una situación de emergencia… Así que, quizás sean personas enfermas, quizás sean personas débiles, quizás sean ancianos, pero aun así no tenemos el derecho de dejarlos morir, sobre todo cuando se tiene un tratamiento que parece ser el único tratamiento eficaz. Entonces, como Pascal Trotta bien dijo, es un tratamiento de píldoras de 10 centavos, es molesto porque las compañías farmacéuticas no tienen los medios efectivos para rentabilizar la operación.

Dr. Pascal Trotta: Lo que se debe recordar, es que estamos presenciando violaciones inaceptables del juramento Hipocrático, que es tratar a todos sin distinción, y el gobierno dice que pondremos a disposición hidroxicloroquina sólo para los enfermos graves, el personal de enfermería y algunos políticos. ¡Es inadmisible! No nos dan nuestra obligación de medios, a la que nos atenemos; rechazándonos pruebas de diagnóstico económicas e hidroxicloroquina de bajo costo, eso es inaceptable, y sobre todo creo que somos dirigimos y lo digo, y no me faltan las palabras, por delincuentes que vieron llegar esta epidemia, Buzyn lo dijo, ella lo sabía desde el 30 de enero y el mes de febrero no hizo nada, nada para preparar a los franceses para esta epidemia. Podríamos haber hecho provisiones de mascarillas, respiradores, hidroxicloroquina, porque los trabajos del profesor Raoult son conocidos, etc.

Finalmente, con este virus amarillo, sucede algo positivo, no para las personas que lamentablemente mueren, pero permite a los franceses darse cuenta de la colusión que existe en la cabeza del estado entre las grandes farmacéuticas y el estado , que a la final es la misma persona, ya que Macron no defiende al pueblo francés, él defiende los intereses futuros de las grandes farmacéuticas, retrasando un tratamiento simple para poder promover antivirales que darán lugar a patentes, que serán 100 veces más caras que la hidroxicloroquina, que, como la vacuna, por supuesto llegará demasiado tarde.

Para terminar, una imagen porque siempre es bueno hablar en imágenes: Notre-Dame se está quemando, tenemos una poderosa arma contra incendios para extinguir el fuego. Edouard Philippe, el 23 de marzo en la televisión, frente a todos los franceses y antes del incendio de Notre-Dame, dijo: Sé que podemos tener un arma contra incendios que puede que funcione, pero no estoy seguro de que funcione muy bien, voy a probar algunas más y les llamaré dentro de quince días para decirles cuál vamos a usar. Esto es lo que está sucediendo en este momento, Notre-Dame se está quemando, dejamos que se queme porque no podemos usar el arma correcta para apagar el fuego.

Pascal Bertincourt: Dado que las famosas moléculas que están estudiando no tienen absolutamente ninguna retroalimentación, como tenemos sobre la hidroxicloroquina. Este es un medicamento que se ha puesto en el mercado y que ha tenido autorización de comercialización desde 1949, por lo que llevamos 71 años practicando medicina con esta molécula, sabemos exactamente sus efectos . Millones de personas…

Dr. Pascal Trotta: mil millones en total.

Pascal Bertincourt: Mil millones de personas tomaron esta molécula para viajar, porque era un antipalúdico y hoy decimos: ah, no, puede ser peligroso. Es tan sorprendente ver que, de hecho, vamos a contradecir, vamos a poner a esta molécula en competencia con otras moléculas que son efectivamente como bien dijiste, probablemente patentadas con un precio 5 veces, 6 veces, 10 veces más alto y, por el contrario, con el cual no tenemos ningún regreso.

Es decir, tendremos el regreso del estudio clínico que se habrá llevado a cabo en las tres semanas, o un mes, siguientes, y allí con un peligro real. Así que repito lo que dijo el profesor Christian Perronne: «en cualquier caso, le corresponde a la población imponer este tratamiento». Si usted está enfermo o si alguien de su familia está enfermo, impóngalo a los médicos…

Dr Pascal Trotta:  ¡Muy bien! ¡Muy bien!

Pascal Bertincourt: Ustedes tienen el derecho y la soberanía de escoger los medicamentos, sobre su salud, es su cuerpo, les pertenece. Firmarán un comunicado que en realidad desligará de responsaibilidades al médico que le recetará este medicamento y a partir de ahí verá el resultado, pero el resultado se conoce de todos modos. El hospital de Nueva York, el condado estadounidense más contaminado con coronavirus, implementó directamente el tratamiento del profesor Raoult y, por supuesto, de los 100 pacientes que fueron examinados, los 100 se curaron.

No ha habido una sola muerte. Así que no se preocupe de las historias que van a escuchar de los médicos que le recetan hidroxicloroquina pero en realidad, es Zithromax, que contiene la molécula de azitromicina, un antibacteriano que va a prevenir la infección secundaria de los pulmones y una combinación de los dos, si se toman lo suficientemente rápido. Desafortunadamente no tenemos una prueba, mientras que Bélgica pudo producir 300,000 pruebas en una semana, Francia, la quinta economía más grande del mundo, nos importa un bledo producir pruebas para su población, ¡estamos pensamos con los pies!

Dr. Pascal Trotta: Es criminal. Apoyo totalmente lo que dice el profesor Christian Perronne, si está enfermo o si tiene a alguien a su alrededor que está enfermo, tiene derecho a exigir un examen, es una obligación de medios – exigir una tomografía si siente que tiene dificultad para respirar, o tiene opresión en el pecho, este simple diagnóstico le permitirá ver si tiene una enfermedad pulmonar intersticial, lo que le permitirá, – y allí tiene derecho de exigir– tratamiento con hidroxicloroquina / plaquenilo, que es un medicamento conocido y saludable sin efectos secundarios.

Les doy la dosis: es 200 mg tres veces al día, o 600 mg por día durante un mínimo de seis días, lo que le permitirá, – el profesor Didier Raoult, y la historia tendrá que rendirle homenaje y agradecerle por su contribución– para disminuir la carga viral en el 75% de los casos al final de los seis días, y uno agrega azitromicina, es un antibiótico para evitar las sobreinfecciones pulmonares. Ustedes, franceses, tienen derecho a exigirlo a sus médicos.

Pascal Bertincourt: Bueno, no te vamos a mantener más tiempo. Didier, ¿quieres agregar algo?

Didier Doré: Sí, quería decir que de la situación actual, de hecho, todos somos responsables. Me refiero a que hay una responsabilidad colectiva. Esta responsabilidad colectiva es ante todo la obediencia. Ciudadanos franceses, bueno, voy por ahí como todos, finalmente como todos los demás … tal vez no como todos los demás.

Pascal Bertincourt: Estás confinado como todos los demás … tienes movilización limitada.

Didier Doré: Cuando digo que voy por ahí, voy a hacer mandados, voy a hacer deporte, estoy corriendo. Y lo que me sorprende, al menos por el momento, es esta capacidad de la población de dejarse caer. Admito que es algo que me llega mucho, así que estoy en contacto con la gente y cada vez que me encuentro con alguien, esta mañana hablé con una enfermera, expresé mi desacuerdo sobre esta implementación de aprisionar al pueblo francés, porque es nada más ni nada  menos que eso, la gente está en prisión en casa, y la inutilidad de esta medida como tratamiento efectivo.

Como evidentemente el interés de aplicar otras medidas que serían ante todo medidas preventivas, ya no son necesariamente posibles, porque es demasiado tarde; sí se podría aplicar  medidas curativas que serían mucho más interesantes y que no impedirían que las personas trabajen. Entonces, cada vez, frente a mí, con grandes ojos redondos, un poco aturdidos, digo «debe estar loco este tipo» y a medida que traigo argumentos, tranquilamente y sin juzgar, veo que algo se ilumina, como si la persona dijera en su cabeza: “¿Y si fuera verdad? ¿Y si lo que dice no está mal?

Debido a que todo el manejo de esta crisis se estableció únicamente a través del miedo, nada más. Comenzamos diciéndole a la gente: vas a morir, si no haces lo que te dicen, aproximadamente el 80% de la población morirá o muchas personas morirán. Esto no es verdad. De hecho, y no es en absoluto un desprecio por estas personas, mi madre tiene 88 años, le pido que tenga cuidado, etc. Pero le dije: «Toma precauciones, ve de compras, sal a caminar de vez en cuando, sal de la casa y luego vive lo más normal posible». Dado que los ancianos también tienen un problema particular, es su psicología. Las personas que están confinadas a cierta edad durante más de una semana tienen un impacto muy significativo en su autopercepción, en sus expectativas y, en última instancia, en la esperanza de vida.

Adicionalmente, si los confinamos en el lugar donde obviamente hay casos de coronavirus y multiplicamos el riesgo por diez, me parece que los franceses están entendiendo que esta forma de controlar la crisis es, en mi opinión, una manera para que no piensen más. Los asustamos tanto como sea posible, les decimos: «No te preocupes, manejaremos las cosas».

Debido a que tampoco se debe hacer ilusiones, y videos como el nuestro o el del Doctor Trotta, que realmente aprecié; con gran valentía, lo puse en mi página facebook, los diversos discursos contradictorios que encontramos en internet, afecta a una pequeña parte de la población, una pequeña minoría. Entonces, la gran mayoría –es por eso que lo haremos nuevamente – la mayoría de la población está completamente hipnotizada por la información general, la que sale en la televisión y la radio, y ahí es donde quiero decirle a los franceses: “abran su mente, no venceremos a la muerte con personas que parecen muertos vivientes. Venceremos a la muerte y sus riesgos,  «viviendo». Es decir … y es por eso que aprecio a Pascal, a ti Pascal y también al doctor Pascal que está allí, y otros más, porque sentimos en estas personas una rebeldía que es la esencia de la libertad de los personas vivas.

Dr. Pascal Trotta: ¡Personas de pie!

Didier Doré: Exacto, personas de pie, personas sobre sus pies, personas cuyos corazones laten y alimentan la inteligencia. Y eso es fundamental, porque lo que siento en Pascal B. y Pascal T., y en otros, que su pensamiento no es estrictamente intelectual. Es un pensamiento que respira empatía, e incluso si estamos enojados; Pascal T. usaste antes la palabra delincuentes, lo cual es cierto en los hechos, en la intención, no sé, pero hay enojo.

Dr. Pascal Trotta: sí

Didier Doré: Es lógico que estemos enojados, es normal, es humano. Pero yo, lo que detecto detrás de este enojo, el tuyo como el de otros médicos –es que cada vez hay más personas que se expresan en Internet – detrás de su enojo, hay gran alboroto y una profunda tristeza de ver que, un pequeño grupo de personas se han convertido en robots tecnocrátas, logran albergar a 68 millones de personas. Eso plantea una buena pregunta. Por eso digo que todos somos responsables. Si mañana por la mañana, –vivo en un pueblo de 6000 habitantes, hay una estación de policía, deben tener seis u ocho como máximo,…

Dr. Pascal Trotta: Si todos salen …

Didier Doré: Me refiero a que todos terminarán estando con nosotros. Entonces, la idea es obviamente no de ignorar las declaraciones de precaución, que el gobierno también está difundiendo con astucia. Porque ese es el problema, estas personas que son manipuladores profesionales soplan el bien y el mal de dos maneras.

Es decir, toman la decisión correcta: consejos de prudencia, control de riesgos, el hecho de controlar en el mejor de los casos la escasez, que es bueno, y por lo tanto el hecho de no subir tan rápido una cuesta, es sentido común. Pero lo mezclan con: «ignorantes», entre comillas porque eso no lo dicen…»ignorantes», vamos a protegerlos, son incapaces de manejar la crisis sin nosotros, y sin nosotros están jodidos.

Así que, esta manipulación, la aprendí, cuando estudiaba  ciencias políticas hace ya mucho tiempo y aprendí esta forma de pensar, que es una forma de pensar totalmente intelectual, totalmente tecnócrata. y sin empatía. Entonces, lo que es realmente fundamental es que, si los franceses recuperan el sentido de su solidaridad fraternal, el sentido de su inteligencia del corazón, es decir, la inteligencia que tiene una gestión de problemas globales… Un problema, como esta crisis, plantea cientos de preguntas en muchas áreas. Por ejemplo, la cuestión de la inmunidad humana al nuevo virus.

Esta inmunidad parece estar disminuyendo. Hay una cierta fragilidad que se está desarrollando en la población en general y en  un cierto número de personas, tal vez debido a la mala alimentación, el estrés, el aislamiento…

Dr. Pascal Trotta: y la vacunación, vacunaciones masivas que debilitan la inmunidad a largo plazo.

Didier Doré:… contaminación, el hecho de que nuestra comida está contaminada por productos nocivos, etc., efectivamente, hay un cierto debilitamiento de la inmunidad natural.

Dr. Pascal Trotta: Sí, claro.

Didier Doré: Si bien sabemos que también existe una teoría que va completamente en contra de la actitud del gobierno, la de la inmunidad gregaria, es decir que, sabemos cuando una población ha sido infectada por encima de cierto umbral, hablamos del 60% la mayor parte del tiempo, puede ser más importante, menos importante, depende de los enfermos. En ese momento, sabemos que desarrollan una inmunidad global completa y en la mayor parte del tiempo, este es el mejor resultado. Claro está que tiene un costo, en vidas, en salud, en adversidades, pero este costo no puede ser mayor que otros costos, no solo por la rudeza y la mala administración que conlleva –cruzamos  la línea de 1300 muertes . Es importante saber que cada año la gripe causa alrededor de 5000 muertes.

Dr. Pascal Trotta: Podría ser de hasta 25,000, ahora está entre 12,000 y 20,000. Estamos muy lejos, muy lejos de esta cifra.

Pascal Bertincourt: Este año tenemos 7.100 muertes por gripe.

Didier Doré: Entonces, sé que hubo un pico, creo que fue en 2016, con 18,000 muertos.

Pascal Bertincourt: en 2017.

Didier Doré: Siempre tratamos de ocultar todo eso a los franceses. El primero en presentarlo fue el profesor Didier Raoult, que dijo bueno aquí están los picos de mortalidad por influenza, durante esta crisis, no tendremos más. Por otro lado, podemos tratar de manera efectiva y, por lo tanto, en lugar de proteger por miedo, creo que los franceses realmente deben salir de este miedo, asumir sus responsabilidades, asumir también el hecho de hacer preguntas fundamentales al gobierno, en particular sobre la autosuficiencia de la nación francesa.

Cuando sabemos que nuestros medicamentos están hechos en China, nuestros respiradores hechos en Alemania… Se nos han escapado por completo ciertos elementos, lo que significa que la democracia francesa no está funcionando, está en un gotero económico internacional, lo que significa que también ahí hay algo que reflexionar.

Pascal Bertincourt: Completamente

Didier Doré: Solo quería decir, para concluir, que para mí, sin ir al aspecto de la intención criminal, lo cual no es imposible porque, de hecho, detrás de estos gobiernos, que en mi opinión son juguetes, Pascal hablaba de grandes pharmas, y diremos que son los juguetes de muchas multinacionales, completamente sumisos, saben muy bien que no pueden escapar de ellos.

Estas personas, por el simple hecho de que en su inteligencia perdieron la empatía, el sentido común, la confianza en la reflexión humana, incluida la colectiva, estas personas, simplemente tienen una actitud como perros, más que delincuentes son perros, es decir, personas halagadoras, a las que se les pide que se acuesten a los pies de los poderosos y ladran cuando se les pide que ladren.

Entonces, la administración, no la saben hacer porque tienen un control miope, la administración de un país es realmente una gestión a largo plazo. Se necesita mirar lejos, sabemos que desde Hollande, perdimos ya 22,000 camas, o 21,000. Ni siquiera se debería exagerar, ya me parece gigantesco.

Yo creo que el verdadero problema está ahí, y creo que el coronavirus tal vez  permitirá –si los franceses quieren abrir los ojos – darse cuenta, que la imperfección que vemos en los hospitales, está en todas partes, absolutamente en todas partes.

Estas personas son incompetentes, ¿qué significa eso? No vamos a volver a poner otro gobierno que sea igual. Los franceses deben aceptar trabajar en pequeñas unidades humanitarias para recuperar la capacidad de control transversal de los municipios, cantones, comunas, aglomeraciones, ¿por qué no? Pero que entiendan que es en esta autonomía ciudadana, en esta transversalidad ciudadana donde encontrarán las soluciones reales y las soluciones rápidas y efectivas.

Pascal Bertincourt: Gracias Didier, gracias por esta hermosa aclaración.

Dr. Pascal Trotta: Muchas gracias, Didier.

Pascal Bertincourt: Pascal, ¿quieres concluir sobre algún un punto específico?

Dr. Pascal Trotta: Sí, quisiera agradecer a Didier, que ha entendido claramente, que hablo desde mi corazón y razón. Cuando hablo, no me aprendo el texto, no lo recito con un teleprompter, lo digo con el corazón. Y obviamente, olvido ciertas cosas, pero hablo con corazón de médico y hablé con el corazón de médico a la gente; y allí con mi corazón y mi intuición, ¿qué siento? que a través de esta crisis, este pequeño virus, muy pequeño, como dijo Pascal, está sacudiendo a los poderosos. Todo se derrumba ante nuestros ojos: el mundo financiero, el de la globalización. Sin embargo, las aves continúan cantando, los peces desovan en los ríos, muy felices de no ser pescados, etc.

Estamos en casa confinados en familia, redescubrimos las cosas simples de la vida, hablar, escucharnos, amarnos, entendernos, escucharnos. Puede ser difícil para aquellos que viven en situaciones difíciles de pareja y que están confinados, pero en general redescubrimos la belleza de estos lazos humanos y conservo una imagen que vi en el País Vasco, en el Valle de Aldudes: menos bienes más enlaces.

Pero esto es lo que está haciendo este pequeño coronavirus, bastante estúpido, que paraliza nuestras actividades económicas, y creo que detrás de todo esto, hay una inmensa crisis espiritual que nos permite reflexionar sobre lo que somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Creo que soy realista pero  también estoy lleno de esperanza, que será de las cosas más hermosas que salen de esta crisis, pero debemos ser prudentes, que esta crisis no sea la oportunidad para que los poderosos pongan una vuelta de tuerca en nuestras libertades fundamentales para poder mantener sus ventajas adquiridas.

Así que, ser prudentes pero al mismo tiempo permanecer libres como en 1940, cuando miles de compañeros de la liberación se levantaron, fueron mil, no fueron más y dijeron no a la sumisión de Pétain al orden alemán. Ahora, cuando salimos a la calle, ¿qué oímos? «Ausweis, bitte!» [Papeles, por favor]. ¡Nos piden nuestro pase!

Estamos enfrentando una guerra, sí, pero es una guerra contra los pueblos, en el momento donde la primavera de los pueblos llega, y es por eso que el coronavirus le permite a los poderosos una vuelta de tuerca; pero no se dejen engañar, tendremos que arremangarnos y estoy de acuerdo con Didier, todos juntos en pequeñas comunidades humanas fraternales. Pienso que a través de esta crisis, que puede ser muy difícil, saldrá mucha esperanza y fraternidad.

Pascal Bertincourt: Muchas gracias. Me estoy acercando a tu espíritu, creo que de hecho hay un punto claro y culminante de los conflictos de intereses y una especie de dicotomía entre palabras y hechos. Este confinamiento, permite que las personas se informen y les invito a comunicar al máximo la información  para que pueda circular, porque no lo hará por sí misma. Si hoy los jefes de departamentos toman decisiones sobre la implementación de los protocolos, es porque están recibiendo una verdadera presión popular, nosotros, muchos de mis amigos, hemos escrito a los diputados, a los prefectos, alcaldes, funcionarios del hospital para decirles: ¿Qué están haciendo con este tratamiento? ¿Por qué no buscan un tratamiento eficaz?

De todas formas, muy pronto tendremos el resultado de todo el trabajo realizado por el Institut Hospitalo-Universitaire (IHU) Méditerranée Infection de Marsella, que hace un trabajo excepcional, nunca podremos agradecer lo suficiente al Profesor Raoult y su equipo, porque obviamente no está solo. La valentía que tuvieron para oponerse al ARS, la valentía que tuvieron en su dirección y la capacidad que tuvieron de escuchar. Porque también formaban parte, el profesor Raoult formó parte del comité científico al que cerraron la puerta de golpe porque veía que no se habían llevado a cabo acciones, digo y espero, y de todos modos le daremos la legión de honor del pueblo a este hombre, porque él es un héroe y este héroe ha salvado muchas vidas y salvará muchas más.

De hecho, hoy seguimos siendo prudentes, por el momento seguimos confinados. Pero él no ha dicho que continuaremos así; porque cuando lleguen los resultados, podremos saber a qué atenernos y cómo actuar y, en algún momento, la insurgencia será parte del avivamiento colectivo.

Hay una cosa importante, este pedacito, pedacito pequeño de virus amarillo se ha apoderado de los indispensables chalecos amarillos que todavía teníamos hace unos meses detrás nuestro. Hoy la calle está prohibida para nosotros, pero el corazón sigue ahí.

De todos formas, vamos, a través de estos principios de enraización de la política, a poner a la política ahí donde vive la gente, en contacto directo con las personas responsables de ella, esa será la única forma, la única forma de crear una cohesión tanto regional como nacional y de tener una administración de un país mucho más virtuosa que la que se nos da hoy. Les agradezco mucho.

Didier Doré: Solamente quisiera agregar una perspectiva. En la Revelación de Arès, de la que hablé anteriormente, el creador dice algo bastante simple. Dice que si el ser humano continúa viviendo como vive, es decir, separado del amor de los demás, solo preocupado por su egoísmo personal y sin capacidad de inteligencia en el manejo de su vida, lo resumiré, perderá su fuerza, perderá su capacidad para resistir enfermedades.

También dice que se irá con las nubes de lluvia, eso significa que perderá por completo sus inmunidades naturales. Lo que para mí significa, que cuando pienso en eso, me digo a mí mismo, este coronavirus es una primera alerta, es decir, de donde sea que venga, nos pregunta sobre el futuro que deseamos para nosotros y nuestros hijos. Este coronavirus es la naturaleza, es la creación lo que lo produce. E incluso si el ser humano lo manipula, lo cual es posible; no podrá manipularlo fuera de las leyes nacionales, no podemos prescindir de las leyes. Al contrario, este virus puede manipularlo, pervertirlo y obtener lo peor de él.

Significa que si el ser humano no retrocede a un proceso de inteligencia basado en el bien, el interés general, el amor, el equilibrio; en resumen, todo lo que hace que el ser humano se convierta en ser humano, equilibrado y fuerte, siendo parte de la misma naturaleza, puede ser así de simple. Por lo tanto, debemos preguntarnos, porque existe un vínculo muy fuerte entre esta enfermedad, la administración política y social, y nuestra relación con la naturaleza. Si no sabemos cómo equilibrar los tres, es decir, nuestra resistencia, nuestra administración social y política y nuestra relación con la naturaleza, el hombre desaparecerá.


Traducción del francés por Maria Paula Alvarez

Categorías: Derechos Humanos, Entrevistas, Europa, Opiniones, Salud
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.