Republicanos: ¡Comiencen de nuevo! ¡Arreglen la infraestructura! Trabajen juntos en 2 crisis ahora: ¡La Porosa Frontera de los Estados Unidos y las Leyes Arcaicas sobre Armas de Fuego!

02.04.2019 - EE.UU., Estados Unidos de Norteamérica - Pressenza New York

Este artículo también está disponible en: Inglés

Republicanos: ¡Comiencen de nuevo! ¡Arreglen la infraestructura! Trabajen juntos en 2 crisis ahora: ¡La Porosa Frontera de los Estados Unidos y las Leyes Arcaicas sobre Armas de Fuego!
(Imagen de Donkey Hotey (CC))

Por el Dr. Gary Corseri

«Dame la libertad de conocer, de pronunciar y de argumentar libremente según mi conciencia, por encima de todas las demás libertades.» -John Milton

«Ahora estamos en una gran guerra civil, probando si esa nación, o cualquier otra nación así concebida y tan dedicada, puede perdurar.» -Abraham Lincoln

«¡Señor, qué tontos son estos mortales!» (Puck, en «El sueño de una noche de verano».)

Todavía no hemos llegado a las horribles insensateces de la Guerra Civil Americana… pero parecemos empeñados en acercarnos a ese precipicio y caer como lemures siguiendo a los «líderes» maníacos, disfrazados de políticos, «educadores», celebridades, periodistas y los comentaristas, y otros. Todavía no estamos inmersos en la Guerra Civil, pero ciertamente estamos «probando» si nuestra nación, «o cualquier otra nación así concebida y tan dedicada, puede perdurar por mucho tiempo». Si llegara a ser una Guerra Civil real, con una población que es 10 veces mayor que hace 158 años, con nuestra dependencia de nuestra moderna «red», nuestra dependencia de las armas teledirigidas, y una vulnerable WorldWideWeb donde la información se difunde de forma letal como los fuegos huracanados, los horrores a los que nos enfrentamos podrían ser muchas veces más de lo que se enfrentaron en aquel entonces los soldados/patriotas/ ciudadanos desacertados de los Estados Unidos.

Desde las elecciones de 2016, hemos pasado por lo que Kierkegaard podría haber llamado «la larga noche del alma». Las acusaciones y contraacusaciones han salido volando como murciélagos ciegos y enloquecidos de las cuevas de nuestros infiernos colectivos, de nuestras culpas colectivas. Al hacer una pausa en el precipicio ahora (si somos lo suficientemente sabios y firmes como para hacer una pausa), podemos preguntarnos: ¿Y ahora qué? ¿Qué hemos aprendido?

Aunque no lo enmarcó así, el gran experimento que Lincoln advirtió que estábamos «probando» era justo lo que Milton, un luchador de ángeles y demonios había especulado unos dos siglos antes: «la libertad de saber, de expresar y de argumentar libremente según mi conciencia.»

Pero, en nuestra era de sobrecarga de información (¡o exageración!), cuando nuestras noticias e información son manejadas y destrozadas por un puñado de magnates y mega-corporaciones de los medios de comunicación, su séquito entre las clases serviles “nobles» (y altamente remuneradas) de asistentes, escribanos y abogados… ¿cómo podemos esperar -sin importar cuán «concebidos» y «dedicados» sean – que podamos captar y retener tal «libertad»?

Dostoievski escribió que era necesario entrar en las cárceles de una nación para entender su cultura. Enseñé en prisiones durante dos años y respondo por Fyodor de que todavía es verdad; pero en nuestros días un punto de entrada más práctico es a través de los medios de comunicación de una nación: MSM o «social». Los dramas televisivos y sus noticieros hermanos son los muecines de nuestra cultura popular, llamándonos a un universo compartido y creado. ¿Cómo salir de la cueva de Platón al sol?

¿Es demasiado esperar por el sentido común y la honestidad? ¿Discurso civil para moderar los disturbios civiles? ¿Guía basada en la sabiduría de los tiempos? Socrática, Confuciana, Jobian, Sufí (escoja o mezcle juiciosamente).

En El ornamento del Mundo, su clásico descuidado y moderno (desafortunadamente publicado más o menos al mismo tiempo que el horror de los titulares del 911), María Rosa Menocal describe una «edad de oro» de la España medieval, «donde durante más de siete siglos musulmanes, judíos y cristianos convivieron en un ambiente de tolerancia… donde florecieron la literatura, la ciencia y las artes».

¡Siete siglos! Tradujeron los libros del otro; reconocieron los derechos humanos del otro; practicaron lo que predicaban. Aprendieron los idiomas de los otros; participaron en lelt “territorio autónomo”, respetaron las tradiciones de los demás, trabajaron para lograr el respeto y la comprensión mutuos y la seguridad intelectual y física.

¡Todos estamos “entrelazados”! Los científicos describen el «entrelazamiento cuántico»: cómo una vez que se unen las partículas cuánticas, aunque los mundos estén separados, responden correlativamente cuando una parte de la partícula es «hilada» o manipulada de una manera determinada y cuantificable. Si es verdad en el mundo cuántico, ¿cómo no lo es en el humano?

Hay dos crisis que han enfrentado a generaciones de estadounidenses durante décadas; crisis que hacen metástasis y cuestan más vidas inocentes, año tras año de putrefacción. Las facciones republicanas se dividen y se enfrentan a estas crisis mientras que los estadounidenses inocentes son víctimas de violaciones y asesinatos, drogadicciones, miedo y repugnancia.

No hay «crisis fabricada” en nuestra frontera sur. Tampoco hay una «crisis fabricada» sobre nuestras obsoletas leyes de armas.

Si queremos ayudar a nuestros vecinos del Sur, podemos hacerlo de una manera razonable y mesurada. ¿Recuerdan la «Alianza para el Progreso» de John F. Kennedy? Ese sería un enfoque sensato. Ayúdalos «allí» para que no sean víctimas de los cárteles de la droga, que quieren romper las fronteras de los Estados Unidos y causar estragos aquí. ¿Quién se beneficia de estos estragos?

Tampoco fue una «crisis fabricada» la que acabó con la vida de 17 jóvenes y traumatizó a innumerables personas en esa escuela secundaria de Parkland, en el sur de la Florida. ¿Ya lo hemos olvidado? Y los 58 masacrados durante un concierto al aire libre en Las Vegas -¿olvidados? 851 heridos por disparos o el consiguiente pánico! ¿»Daño colateral» en nuestras guerras político-mediáticas? ¿Y cuántos otros miles y cientos de miles de víctimas?

¡Nuestras facciones republicanas deberían empezar a trabajar juntas! 5.000 millones de dólares para un «muro fronterizo» es ineficaz comparado con las decenas de miles de millones de dólares gastados en «controlar» la adicción a las drogas, desperdiciados en la mala calidad de los alimentos, la vergonzosa protección de la salud, la contaminación del aire y del agua.

En cuanto a nuestras leyes de armas de fuego, ¿dónde se menciona en la Segunda Enmienda a los AK-47 y otras armas «automáticas» que matan en masa? La 2ª Enmienda trata de una «milicia bien regulada». ¿Está el gobierno nacional dispuesto a delegar tal poder a unidades de milicia «bien reguladas»? ¿Es posible que sea correcto/moral/sensible delegar tal poder a los individuos?

Recordemos: cuando nuestra Constitución fue escrita, éramos una nación de menos de 4 millones de cazadores, recolectores y agricultores. ¡Nuestras armas eran primitivas, asunto de un solo disparo! Vivíamos en pequeñas comunidades donde la gente conocía a sus vecinos. Si el «tonto del pueblo» de repente estaba apuntando con su arma al azar, la gente hacía sonar la alarma.

Republicanos: ¡Caminen y mastiquen chicle al mismo tiempo! Unifiquen a las facciones en torno a los principios de seguridad y sentido común. Detengan la anarquía en las leyes sobre armas de fuego de la nación; ¡detengan la anarquía en nuestra frontera sur! Reporteros y comentaristas, «famosos» de Hollywood, «educadores», etc., no necesitan ser «tontos» y no deben tratar a la ciudadanía como tontos. ¡Comiencen la renovación! Aseguramos nuestra sagrada «libertad de conocer, expresar y argumentar libremente de acuerdo con mi conciencia» y una comprensión perfeccionada.

«Que esta nación… tenga un nuevo nacimiento de la libertad.»

«Libertad del miedo». Libertad para liderar. Libertad para ser lo mejor que podamos ser.


Poeta, editor, periodista, novelista, dramaturgo y profesor, el Dr. Gary Corseri ha publicado trabajos en Pressenza, The New York Times, Intrepid, Village Voice, CommonDreams y cientos de otras publicaciones y sitios web en todo el mundo. Sus dramas han sido producidos en PBS-Atlanta, y ha realizado su trabajo en la Biblioteca Presidencial Carter. (Gary_Corseri@comcast.net)


Traducido del inglés por Estefany Zaldumbide

 

Categorías: Derechos Humanos, Migrantes, Norteamérica
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.