Ingreso de ciudadanía: primer paso hacia la inclusión y el ingreso básico

01.03.2019 - Natale Salvo

Este artículo también está disponible en: Italiano

Ingreso de ciudadanía: primer paso hacia la inclusión y el ingreso básico

Finalmente, el texto del Decreto de Ley sobre la institución del «ingreso de ciudadanía» (bono de ciudadanía) y la jubilación anticipada a la llamada «cuota 100» es oficial. La Gaceta Oficial n. 23 del 28 de enero, de hecho, publica finalmente el texto del DECRETO-LEY 28 de enero de 2019, n. 4 (haz click aquí para descargarlo).

Ingreso de ciudadanía: He aquí los beneficios más evidentes

La de «ingreso por ciudadanía» es una medida que debe evaluarse positivamente por diferentes motivos.

Se ha asignado una cantidad sustancial, en comparación con las del pasado reciente, para ayudar a la pobreza y la inclusión social: 6,3 mil millones de euros para el 2019, unos 7,7 millardos de euros para los años siguientes.

Se reconoce la importancia estratégica de los «Centros de Empleo» con el objetivo de «gestionar eficazmente las políticas activas«.

Con las reducciones a favor del reclutamiento de los que obtienen «ingresos de ciudadanía» y la jubilación anticipada simultánea de miles de empleados (financiados con otros 4.7 mil millardos de euros para 2019 y unos 9 millardos para cada uno de los próximos tres años), se activa una política extraordinaria para «alentar el reclutamiento de trabajadores jóvenes» en un país con un alto nivel de desempleo juvenil.

Con el apartado 15 del art. 3 de la disposición, «el beneficio entra en vigencia el mes siguiente al mes de desembolso» con consecuencias positivas en el sector comercial y en el Producto Interno Bruto (PIB) de Italia.

Pasos subsiguientes al ingreso de ciudadanía

Claramente, ambas disposiciones centrales de este Decreto, para mantener un presupuesto equilibrado, representan medidas experimentales. Probablemente ya en el momento de la conversión en ley, dentro de los próximos 60 días, se adoptarán medidas correctivas.

Sin embargo, nos enfrentamos a una clara inversión de las políticas de los ex gobiernos liberales que, recordamos, se han destacado por la abolición de la pensión de jubilación a los 40 años, la postergación del derecho a la jubilación a los 67 años, la precariedad del trabajo.

La aceptación universal, por parte del mundo de la política, del «ingreso de ciudadanía» solo puede representar un paso fundamental para una futura implementación del «ingreso básico universal«.

También la asociación BIC que se ocupa del «ingreso básico» en Italia ha expresado su aprecio a este respecto.

El siguiente paso podría ser una posterior reforma fiscal que mueva parte de la carga fiscal en los grandes patrimonios (reforma fiscal de sucesión), junto con la identificación de un «salario mínimo por hora» (al menos 9 euros brutos), de un «salario mensual mínimo nacional» (para adaptarse a los 22 países europeos que ya lo tienen, y eso es al menos 780 euros mensuales) y a la generalizada «reducción de horas de trabajo» a no más de 30 horas por semana (aquí también involucrando a Europa dado que hay países, como Chipre, Malta, Hungría, Rumania, donde actualmente se trabaja unas 200 horas al año más que en Italia).

Algunos puntos poco conocidos del Ingresos de Ciudadanía

A partir de un primer examen rápido de la disposición, destacamos otros factores positivos hasta ahora ocultos.

Desde el tenor del art. 4, párrafo 1 («El desembolso de beneficios está condicionado […] a la adhesión a un camino personalizado […] de capacitación profesional, finalización de estudios«) nos enteramos de que el gobierno también tiene como objetivo «favorecer el derecho [ …] a la educación y la formación«.

Del apartado 3 del mismo art. 4 («los componentes con cargas de atención, evaluados con referencia a la presencia de personas menores de tres años de edad o miembros de la familia con discapacidad grave o falta de autosuficiencia«) se infiere el reconocimiento del «trabajo» de atención y asistencia.

Sin lugar a dudas, los proyectos de «deportación» de los beneficiarios mayores de edad parecen ser negativos al verse obligados a trabajar incluso a distancias superiores a 100 kilómetros de su lugar de residencia. Las condiciones excesivas con respecto al derecho de beneficio, como las relativas a los límites del «valor de los bienes muebles» (¡con 6.000 euros ni siquiera se paga un funeral!) que parecen estar en contraste con el art. 47 de la Constitución italianaLa República alienta y protege los ahorros«).

Sin embargo, nacen de un acuerdo de comprensión entre las diferentes áreas culturales que conforman el gobierno, que, en el futuro, después de una primera fase de la ley, se espera que pueda evolucionar de manera más amplia y positiva.


Traducido del italiano por Michelle Oviedo

Categorías: Derechos Humanos, Economía, Europa, Política
Tags: ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.