“Duque no viene al Cauca porque lo vamos a desenmascarar” Oscar Bonilla, delegado indígena

31.03.2019 - Ciudad de Buenos Aires, Argentina - Mariano Quiroga

Este artículo también está disponible en: Italiano

“Duque no viene al Cauca porque lo vamos a desenmascarar” Oscar Bonilla, delegado indígena
(Imagen de Colombia Informa)

Tenemos la posibilidad de hablar con un delegado de la Minga del Cauca, Oscar Bonilla. Qué bueno poder hablar con alguien que no nos dé una información intermediada, sino que nos cuente realmente desde el territorio qué es lo que está pasando. Contanos, por favor, en qué consiste esta Minga, qué es lo que están exigiendo.

En estos momentos, esto es fruto de una situación que se está viviendo en nuestro país, en lo que tiene que ver con políticas estatales que van directamente en amenaza de los territorios indígenas, campesinos y afros. Se vino consolidando un proceso de movilización social que lo hemos llamando Minga Social por la Defensa de la Vida, la Paz y la Justicia, ese es el nombre que le hemos dado a la minga y que arranca los primeros de marzo de este año. Estamos movilizados en estos momentos en varios puntos a nivel nacional, específicamente los departamentos de Huila, de Caldas, Putumayo, Nariño, hay un punto en el Valle, varias organizaciones. En el caso de las organizaciones indígenas, el Consejo Indígenas de Caldas,  el Consejo Regional Indígena de Huila, el Consejo Regional Indígena de Cauca, los compañeros campesinos, organizaciones del Cauca también se han sumado a esta movilización y algunos sectores sociales del país. Entonces, estamos en un proceso de rechazo a toda la política que viene implementando este gobierno, que no es nueva, sino que es una política de represión, de exterminio de los líderes sociales. En este momento llevamos 45 líderes sociales indígenas asesinados a nivel nacional, en lo que lleva de este gobierno, desde el mes de agosto del año 2018 hasta la fecha.

Cantidad de amenazas y atentados a los líderes sociales y líderes indígenas en este país. Como de igual manera rechazamos todas las políticas extractivistas, todas las políticas mineras, el tema de hidroeléctricas, todo lo que tiene que ver con hidrocarburos, se está afectando directamente territorios indígenas, campesinos y afros. Principalmente la movilización va en ese sentido, pero obviamente en el marco de los derechos que como pueblos indígenas, campesinos y sectores sociales tenemos en el país y están siendo vulnerados por este gobierno actual.

Hablabas de una minga por la paz, indudablemente Cauca es uno de los lugares donde más víctimas ha habido de esto que estabas hablando de la persecución de los líderes sociales, de los líderes indígenas y es probable que mucha gente piense “pero si ya se firmó la paz en Colombia, ¿cómo puede ser que todo esto siga pasando? ¿Cómo puede ser que no se esté cumpliendo con lo acordado?”.

El gobierno anterior, del presidente Juan Manuel Santos que estuvo durante ocho años en el gobierno, se avanzó en un proceso de diálogo de paz con uno de los movimientos guerrilleros más antiguos de Latinoamérica, las FARC y se logró después de todo un proceso de diálogos, un acuerdo. Esos acuerdos se firmaron y este gobierno, que es un gobierno se puede decir de la misma línea de derecha del gobierno anterior, pero este es un gobierno mucho más de derecha extrema y se va en contra de todo lo que fue pactado. Porque la guerrilla se desmovilizó, casi nueve mil individuos que entregaron sus armas, más de trece mil se entregaron. Nosotros como organizaciones sociales e indígenas, apoyamos porque hemos sido los más afectados por la guerra. Después de todo eso, lo que se esperaba es que se hiciera un proceso de cumplimiento, de implementación de esos acuerdos. Pero ha ido pasando el tiempo y esos acuerdos formaron parte también de su campaña y este gobierno prometió acabar con ellos, hacerlos trizas. Los sectores más radicales dicen que lo que se busca es otorgar impunidad a los líderes guerrilleros, cosa que no es así, porque en el proceso de paz se establece un marco de justicia transicional, que apenas está comenzando, por lo tanto todavía no han sido llamados o apenas están pasando por este proceso de rendir cuentas al pueblo colombiano, de decir la verdad, que se haga justicia, que haya reparación y todavía no se ha dado ese proceso, porque apenas está funcionando la Jurisdicción Especial para la Paz, la JEP. Está en ese proceso y lo han atacado fuertemente, no se ha implementado, hay seis puntos de implementación y de esos seis puntos la gran mayoría no se ha podido avanzar. Obviamente, es muy diferente la situación postconflicto a como estaba antes, porque antes había un grupo armado fuerte, que tenía un reconocimiento político, de esta manera se crearon una cantidad de grupos disidentes. Eso ha generado toda una violencia en este país y eso se junta con el narcotráfico, que desafortunadamente todavía persiste y que ahora con este tema de no cumplimiento de los acuerdos, por lo pactado de la erradicación o sustitución voluntaria de cultivos ilícitos. Y ese es un tema que con este gobierno ha cambiado totalmente la política que se traía, que tenía que ver con la sustitución voluntaria y este gobierno lo toma como una erradicación y el tema de las fumigaciones. Entonces, se ha complicado toda la situación y esto lleva nuevamente a que se comience el tema movilizaciones y el conflicto armado en todo el país.

Hablemos con más precisión de lo que ocurre allí en el Cauca, porque hemos visto cómo se movilizaban los estudiantes, cómo lo hicieron los empleados públicos, los docentes, los campesinos y ahora también se han sumado los pueblos originarios, ¿hay realmente allí una situación del Estado abandonando a todos los sectores de la población, cómo se percibe esto en el Cauca, cómo lo están viviendo ustedes?

Aquí, específicamente, estamos en el departamento del Cauca, que por su historia comienza con unos diez grupos indígenas que se agrupan en el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC y desde ese espacio organizativo se ha venido haciendo un proceso de resistencia a nivel histórico, una organización que ya cumple 50 años y venimos haciendo un proceso de resistencia, principalmente en defensa de la tierra, defensa del territorio y eso ha hecho que muchos de los sectores sociales se hayan ido sumando y conociendo este proceso y de una u otra manera, con su autonomía, han ido asumiendo posturas en el marco de la defensa de los derechos.

Ahí comienza el tema de los estudiantes, los compañeros defienden el derecho a la educación superior, porque hoy se busca la privatización, hoy están llevando a privatizar todo, el agua, los recursos naturales, derechos públicos, servicios públicos, todo. Y en eso, la educación como un derecho fundamental que hoy en Colombia debería estar así, pero no, porque vamos cada vez más hacia la privatización y volviendo un tema de educación privada. Eso ha llevado a que haya movilizaciones, los compañeros han tenido un proceso de movilización muy fuerte y lograron en cierta medida, que este gobierno cediera en parte, en sus pretensiones que tenía y la movilización estudiante logró ganar una gran cantidad de recursos importantes para el tema de la educación pública. De igual manera, los campesinos con lo que tiene que ver con la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, pues para muchos ese tema lo ven como si fuera una situación de que la gente lo hace porque quiere. Acá se hace porque toca, no hay alternativas reales de mercado, de los productos que se cultivan, los costes de producción de los cultivos es demasiado alto, para sacar las cosechas no hay vías. El coste de producción es demasiado alto, no compensa con las cosechas, con la venta de los productos. Y eso hace que la gente tenga que buscar otras alternativas.

Es muy interesante escucharte y descubrir una Colombia que los medios de comunicación argentinos no nos muestran, Colombia se presenta como un ejemplo a seguir porque tienen un gobierno muy consolidado, nos muestran una Colombia exitosa, que cuando uno la mira con un poco más de detenimiento entiende que eso no es así. Incluso los colombianos no ven esta realidad que ocurre en los territorios, ¿cómo perciben ustedes esa manera de informar en Colombia, más preocupados por informar lo que ocurre en Venezuela que en contar la realidad que ocurre donde están ustedes?

Desafortunadamente en nuestro país existen los conglomerados empresariales que son los dueños de los medios masivos de comunicación y estos conglomerados son dueños de una cantidad de empresas y multinacionales, tienen un poderío económico y, de cierta manera, inciden en el gobierno. Directamente, el gobierno no responde a necesidades reales del pueblo colombiano, sino que responde a las presiones de estos conglomerados empresariales, a esos emporios económicos. Y ahí, en esos emporios están los medios, de los que son dueños, acá no hay una imparcialidad en términos de comunicación, acá se muestra lo que les conviene mostrar a esta gente que es dueña y lo que no conviene no lo pasan, o lo pasan de otra manera, informando de otra manera. A nivel internacional, inclusive. En esta Minga que estamos aquí movilizados indígenas, campesinos, ellos tergiversan la información, diciendo que la Minga está infiltrada por grupos armados, bueno… cantidad de cosas que no son verdad. Porque hacen ver que estas movilizaciones no son justas, que son ganas de que las organizaciones queremos perjudicar al gobierno, pero no es así, hay una afectación real. Entonces, no tenemos en nuestro país unos medios que realmente comuniquen, informen al pueblo colombiano y al internacional, de la realidad nuestra, de lo que realmente está pasando en este país.

Está creciendo nuevamente la delincuencia, la corrupción tiene una raíz profunda en este país, está enquistada en instituciones públicas, la Fiscalía, todos los entes públicos están implicados en temas de corrupción, y eso lo tapan. Y de eso hay pruebas contundentes en la fiscalía, con el tema de Odebrecht, que no es únicamente en Colombia, sino en otros países. Se han investigado y en algunos otros países se ha sancionado, pero aquí en Colombia, no. Matan los posibles testigos directos de esta situación, los matan de una u otra manera, como por arte de magia envenenan o aparecen accidentados. Porque esas personas conocen la situación directa. Y manejan estas situaciones como si no pasara nada. Todo esto es un engranaje en nuestro país que, desafortunadamente, al pueblo colombiano y mucho internacionalmente, lo tienen engañado. Eso es lo que pasa en nuestro país y las organizaciones sociales y pueblos indígenas conocemos la situación real de las comunidades, los pueblos y lo que está pasando en nuestro país.

Yo te preguntaba por ese cerco mediático que se crea alrededor de lo que ocurre en los territorios, porque esa debe ser una de las razones por la cual el presidente Iván Duque puede negarse a ir a hablar con ustedes, a escucharlos, a mantener un diálogo con la Minga, con los pueblos indígenas, porque quizás haya muchos lugares de Colombia, donde ni siquiera saben lo que está realmente pasando allí en el Cauca. ¿Cómo explicarías esta falta de voluntad política del presidente para ir a conocer realmente lo que está ocurriendo y dar algún tipo de respuesta?

En estos momentos, el país está sufriendo porque ellos han atacado la implementación del proceso de paz y de hacer trizas los acuerdos. Y eso, de una u otra manera, les ha sido difícil en algunas partes y por eso han ocurrido una cantidad de estrategias, de vinculación de situaciones. En estos momentos, el gobierno tiene una situación de que no quiere que públicamente el país, este tipo de organizaciones, como la de nosotros, le haga un debate público, porque lo que estamos diciendo nosotros es eso. El presidente ha hablado de que lleva ocho días haciendo talleres de Construyendo País, pero ahí únicamente entran los que ellos dicen que deben de entrar. Los ministros vienen a decir lo que deben decir, nomás. Es una situación totalmente arreglada, pasan como si el presidente estuviera en todos los departamentos, en todas las regiones del país construyendo país. Pero eso todo una situación acomodada, cuando lo llamamos nosotros a un debate público y ya tenemos todo organizado desde la política de país que él está implementando y cómo realmente está afectando al pueblo colombiano. Porque no es únicamente a nosotros como sectores indígenas, campesinos y afros, sino que es el país. Entonces, obviamente, no le conviene que el país sepa lo que nosotros le vamos a plantear en ese debate. Que lo conozca el resto del país, porque va a quedar su planteamiento, su política, se va a destapar. Y lo otro, este es un país que se muestran duros, un país de derecha extrema y no le conviene mostrarse de ceder tan fácilmente. Se muestran duros frente a la petición que hemos planteado nosotros, es un país que utiliza la fuerza pública y todo lo que tiene en manos para reprimir y en ese sentido se muestran como si fuera fortaleza y, en cierta medida, gran parte del empresariado colombiano y en un encuentro del departamento del Cauca con los empresarios, ellos le dan el apoyo de que no venga a dar la cara en la Minga, porque ellos saben que también vamos a decirle al país en el debate público, lo vamos a desenmascarar. Lo que están haciendo es profundizar mucho más la crisis que hoy vive nuestro país, vender nuestros recursos naturales, ofrecer el país a las multinacionales y, en cierta medida, responderle a lo que hoy manda a hacer el señor Donald Trump, de los Estados Unidos. Realmente este presidente es un mandadero, un arrodillado a las políticas de Estados Unidos.

Quizás la comunicación internacional permita que todo lo que nos estás contando llegue a la gente, primero a todos esos millones de colombianos que están fuera de Colombia, pero también filtrarnos y lograr que esta información circule y se conozca. Recordemos los datos de los líderes sociales asesinados por este gobierno.

Nosotros llevamos desde el momento que se firma el acuerdo de paz a la fecha, son 271 líderes asesinados. Obviamente, se incrementa cuando se sabe en el país quién gana la presidencia, ahí comienza un aumento acelerado de las amenazas, amedrentamientos y el asesinato de líderes sociales. Y ya en este año llevamos 45 asesinatos de líderes indígenas únicamente, hablando solo de líderes indígenas. Es difícil la situación, tenemos cantidad de líderes indígenas asesinados, sin contar otros sectores sociales. Es una situación bastante compleja y como decía hace un rato, compañero, aquí se habla de Venezuela. Se denuncia lo que pasa en Venezuela, se habla de que les han cercenado los derechos, las amenazas a los líderes en Venezuela, la oposición, pero aquí eso no se dice y si se dice, no se dice como debe ser. Se dice que lo mataron porque tenía otro tipo de problemas, familiares o líos de faldas como dijo la ministra de Defensa en su momento. Es una vaina absurda, totalmente absurda a la realidad  de nuestro país. Desafortunadamente ahora está recrudeciendo el conflicto con el grupo armado que se desmovilizó.

¿Cuáles te parecen que van a ser los próximos pasos de esta Minga?

En estos momentos, nosotros estamos sentados en la sede de gobierno, estuvimos sentados con la ministra, el comisionado para la Paz y otros delegados de gobierno en el Cauca. Le hemos hecho unos planteamientos al gobierno, principalmente en el tema territorio, porque la Minga es reivindicativa y política, entonces, la exigencia principal es la presencia del presidente de la República en el sitio. Ahorita, estábamos tocando los temas reivindicativos, el tema de territorio, de tierras para que nos respondan a nuestras peticiones. Realmente, las respuestas no satisfacen las exigencias de las organizaciones movilizadas de la Minga. Lo más posible es que ahora se suspenda el diálogo con el gobierno y tenemos una amenaza directa que va a ser la intervención de la fuerza pública al desalojo de los puntos de concentración que tenemos en este momento. Eso no es nuevo, ya nos ha pasado en épocas anteriores. Cuando pasan este tipo de situaciones, las comunidades que están movilizadas hoy están dispuestas, como lo dijo hoy uno de nuestros líderes, “a matar por defender el territorio”. La situación está de esta manera, el gobierno no muestra voluntad a responder a las justas peticiones, porque no estamos pidiendo nada de otro mundo, sino que se respeten los derechos que tenemos los pueblos indígenas, los pueblos campesinos: el derecho a la tierra, a la educación, a la salud, al tema diferencial como pueblos indígenas y eso no está teniendo respuesta. Principalmente el tema de territorio. Probablemente hoy se haga una suspensión, rompimiento de los diálogos y esperaremos a ver qué pasa. Ojalá no pase ninguna situación difícil. Hasta el momento nosotros tenemos 30 heridos en los diferentes puntos, en las intervenciones que ha hecho el ESMAD, el escuadrón antidisturbios a los sitios y tenemos un muerto. Y ocho compañeros que desafortunadamente cayeron en un punto que, al parecer, hubo un artefacto explosivo y eran guardias indígenas que llegaban de otro punto de concentración y fallecieron. Podemos hablar de nueve muertos y tenemos 30 heridos en el tema de la Minga.

Necesitamos mucho de la solidaridad internacional para que se difunda lo que ocurre en este país y lo que se venga ahorita, principalmente en el tema de derechos humanos.

Categorías: Derechos Humanos, Entrevistas, Política, Pueblos Originarios, Sudamérica
Tags: , , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


video 10 años de Pressenza

50 anniversario "La Curación del Sufrimiento"

Foro Humanista Latinoamericano

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Europe.Netting

Europe.Netting

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.