La agonía de Khan al Ahmar

01.10.2018 - Patrizia Cecconi

Este artículo también está disponible en: Italiano

La agonía de Khan al Ahmar
(Imagen de Shatha Hammad)

Una de las últimas intimidaciones ilegales israelíes está a punto de tener, casi con toda seguridad, su epílogo. Es la aldea beduina de Khan Al Ahmar, al este de Jerusalén, exactamente entre las dos colonias -tan ilegales como todas las demás- de Ma’ale Adumin y Kfar Adumin.

La historia del pueblo no difiere mucho de la de otros pueblos arrasados por Israel, de forma totalmente ilegal, pero aquí hay algo especial. Hay una escuela de neumáticos, que es una idea fantástica que tuvo la Asociación Viento de Tierra que la construyó y que finalmente llamó la atención de las instituciones internacionales. Pero Israel, convencido de que está por encima de la ley que no es la suya, después de la última sentencia de “su” Tribunal Supremo, ha decidido que la escuela y el pueblo deben ser demolidos. La razón es muy grave, pero lo explicará uno de los representantes y fundador de la asociación que actualmente se encuentra en el pueblo en peligro de demolición: Massimo Annibale Rossi, a quien le pedimos una entrevista.

Lo primero que parece normal preguntarle a Massimo A. Rossi es cómo nació la idea de construir una escuela de neumáticos y por qué allí mismo. Esta es la historia de una larga batalla y Massimo está poniendo su alma en ella para ganarla, pero cuando empieza a contarla lo interrumpo para preguntarle algo sobre sí mismo.

No me refiero a una biografía, sino al menos a una noticia que haga comprender a nuestros lectores qué hay detrás de tanto esfuerzo.

La petición fue aceptada y Massimo dijo que podía definirse como “un hijo de la revolución de Basaglia“. Basaglia, el psiquiatra capaz de abrir asilos en los años 70, “fue un gran innovador y un gran revolucionario“, dice, añadiendo que “la demolición de los muros de segregación es una verdadera revolución y los muros no son sólo los de los asilos, sino los discriminatorios de los ‘diferentes’ en general” y esta conciencia será la impronta de su compromiso con las cuestiones sociales. Su tesis de graduación en Literatura Moderna también se centrará en la investigación de la alteridad. Así que, por derecho propio, puede definirse como un hijo de la revolución basagliana.

Antes de llegar a Palestina, Massimo trabajó en los suburbios de Milán y luego en América Latina. Siempre ha optado por trabajar en red y recuerda la primera Cooperación al Desarrollo como una excelente herramienta para operar en situaciones de desventaja social. Este ya no será el caso cuando la Cooperación Italiana inicie una metodología operativa diferente basada en el modelo anglosajón y “en ese momento nació la idea de formar una pequeña ONG independiente que está absolutamente arraigada en la realidad, sin tener la impronta empresarial de las ONG anglosajonas“.

En resumen, tenemos ante nosotros, o más bien “en la línea”, a un hombre que hace una docena de años, con un pequeño grupo de amigos, entre ellos su compañera de vida Barbara Archetti, actual presidenta de VdT, constituye una asociación que tiene como filosofía básica la eliminación de la discriminación social.

Vento di Terra se establecerá en 2006, pero ya en 2002 tuvo lugar la reunión con Palestina; dice Massimo, “Inicialmente era una cuestión de interés periodístico. Observando, describiendo y comunicando“, pero luego habrá un compromiso con “el mundo real palestino y la transición de describir a intervenir“. Trabajará en proyectos educativos con los centros de Rousseau en el campo de refugiados de Shuafat en Cisjordania y llevará a 150 niños a un campamento de verano en Italia, acogidos por una veintena de municipios milaneses. “Ahora se nos consideraba parte de la comunidad y en ese momento Bárbara (la actual presidenta de la asociación) también tenía una guardería en el campo. Pero los beduinos eran ‘invisibles’. Fue el coordinador del campamento de Shuafat quien nos presentó a la comunidad beduina de Khan Al Ahmar, una tribu expulsada de su tierra en el desierto del Néguev en 1952 y asentada en este pedazo de tierra al este de Jerusalén.

De hecho, la comunidad beduina del Jahalin representa uno de los casos de refugiados en su propia tierra, pero Israel está poniendo en práctica, totalmente al margen de todas las leyes internacionales, el llamado Plan D ya elaborado antes de su autoproclamación como Estado en mayo del 48 y que es la anexión de toda la Palestina histórica “royendo” con sus colonias ilegales los territorios palestinos del área C, practicando lo que se llama colonización de asentamientos y que va en contra del derecho internacional.

Así que la pequeña comunidad beduina debe desaparecer porque Israel debe unir las dos colonias y dividir Palestina en dos, impidiendo el nacimiento de un Estado palestino por falta, entre otras cosas, de continuidad territorial.

¿Pero por qué Khan al Ahmar pensó en hacer una escuela aquí mismo? Massimo A. Rossi responde que “el trabajo de VdT en Palestina, incluida la Franja de Gaza, siempre se refiere a proyectos educativos precisamente por el hecho de que existen -en la base de la asociación- muros discriminatorios. Decidimos hacer la escuela aquí porque la comunidad de niños de Khan al Ahmar no tenía acceso a otras escuelas, excepto cruzando una carretera muy peligrosa por encima de la barandilla. Esos niños tienen derecho a la educación, pero Israel no permite que se construya con cimientos, por lo que, junto con los arquitectos de la asociación Arcò de Pavía, pensaron en construir una estructura ya probada en Nuevo México. No hay escasez de neumáticos viejos en Palestina, se utilizan como una forma de reciclaje en casi todas partes. El proyecto fue preparado y la construcción involucró a toda la comunidad. Construimos la escuela, sin cimientos, de manera que Israel no pudiera alegar excusas para demolerla, en 14 días y 14 noches. Era junio de 2009″.

Pero conociendo la historia de esa escuela, sabemos que Israel está tratando de derribarla de inmediato. Como no podía decir abiertamente al mundo por qué se estaba demoliendo la aldea, mostró el buen rostro, el rostro en el que realmente es un maestro de la manipulación narrativa, y dijo que la escuela era perjudicial para la salud de los niños. Pregunto si se acuerda bien y Massimo confirma que sí, recuerda bien “Israel dijo que el ‘fumar negro’, es decir, una sustancia liberada de los neumáticos, era perjudicial para la salud de los niños. Israel olvidó que los neumáticos estaban cubiertos de mortero y por lo tanto la excusa fue abandonada” luego continúa diciendo que Israel ni siquiera podía reclamar el derecho a utilizar tierras públicas, por muy pretenciosas que fueran, porque la tierra era propiedad privada de la familia Anata y esto parecía una muy buena forma de precaución.

Después de años de disputas, apelaciones a la Corte y finalmente a la Corte Suprema de Justicia – el cuerpo legal israelí que pone la última palabra a las sentencias de los tribunales anteriores – después de la intervención de parlamentarios italianos y europeos, se esperaba que pudieran lograrlo, pero ahora la Corte Suprema – cuya composición a lo largo de los años ha cambiado de acuerdo con las tendencias del gobierno cada vez más a la derecha – dio su opinión a favor de la destrucción de la escuela y el pueblo y el gobierno israelí ha ofrecido un espacio cerca de un vertedero u otro cercano a las alcantarillas para mover a toda la comunidad.

La Alta Representante para Asuntos Exteriores de la UE, Federica Mogherini, a petición del director de B’Tselem, ha adoptado una postura en la que afirma que el secuestro y la deportación podrían constituir crímenes de guerra y crear graves problemas para Israel. B’Tselem fue la primera asociación democrática israelí que se expresó en este sentido y siguió prestando su apoyo sabiendo que mañana, 1 de octubre, las excavadoras deberían entrar en acción.

Le pregunto a Massimo A. Rossi qué van a hacer con VdT y él me responde: “De todos modos, estaremos al lado de la comunidad. Para nosotros este proyecto ha cambiado nuestras vidas, no podemos abandonar a los niños y a las familias a la voluntad israelí. Además, la sentencia del Tribunal Supremo habla de demolición y no de deportación de los habitantes“. De hecho, el jefe de la aldea ha enviado una carta abierta a las autoridades israelíes y al ejército diciendo que no se moverán de allí y que cualquiera que actúe en su contra, desde el último conductor de la excavadora hasta el primer general, será considerado responsable de crímenes de lesa humanidad y pedirá la intervención de organizaciones jurídicas internacionales contra cada uno de ellos.

Mañana, 1 de octubre, también será un día de huelga nacional en toda Palestina, proclamado por el ANP contra la ley que transforma, incluso legalmente, al estado israelí en un estado judío, que convierte a Israel de un estado de hecho y de derecho en un estado de apartheid. ¿Qué pasará mañana en la aldea de Khan Al Ahmar? Esperemos que sea un milagro, dado que el poder abrumador de Israel va más allá de las Naciones Unidas hasta el punto de permitir que los parlamentarios y los representantes de las Naciones Unidas no entren en Palestina, porque, seamos claros, toda Palestina está asediada, incluso si Gaza está asediada de una manera más exasperante, toda Palestina está asediada y las llaves de entrada y salida para el fondo cerrado y ocupado llamado Palestina están en manos del asediador.

Se espera un milagro.

Mientras tanto, Viento de Tierra no cede, como no ha cedido después de que el ejército israelí demoliera con gran precisión lo que Massimo A. Rossi llama “nuestra verdadera joya, la “Tierra de los niños” de Umm Al Naser en la Franja de Gaza, construida en un lugar donde sólo había aguas residuales, una joya de la arquitectura biodinámica. Nuestro material base eran sacos de arena. Lo construimos en 2011, ofreciendo educación y alegría a 150 niños. Fue inaugurado por Laura Bodrini. Cuando el ejército israelí invadió la Franja de Gaza en 2014, la Tierra de los Niños fue el primer edificio en ser demolido“.

El escritor lo sabe bien y visitó lo que quedó de él un año después de la masacre israelí conocida como el “margen protector”. No quedaba nada más que unos pocos trozos de varilla de hierro que se escaparon de las excavadoras. Massimo habla de la destrucción de “su joya” con un tono profundamente amargo, pero poco después añade: “Pero ahora la estamos reconstruyendo. No es exactamente lo mismo, pero la nueva guardería ya ha empezado a funcionar y tenemos el proyecto Zeina para mujeres. No, no vamos a parar ahora. Nuestras escuelas, nuestros centros están construidos con los parámetros de la bioarquitectura, unimos el medio ambiente y la educación en un proyecto que ve la paz y el respeto por la vida como un camino y como un objetivo“.

Los que han visitado los centros de Umm Al Naser saben que no hay ni una palabra de más en estas declaraciones, y la ex directora de la Tierra de los Niños, que ahora dirige el nuevo jardín de infancia y que a su vez es miembro de una familia beduina, es una de las mujeres jóvenes más decididas e inteligentes que se encuentran en la Franja de Gaza.

De esta conversación con el cofundador de VdT surge lo que se dijo en las primeras líneas: un hijo de la revolución Basaglia que ve la demolición de los muros de segregación la propia misión que VdT realiza cómo y dónde puede.

Israel probablemente pondrá en práctica mañana lo que representará, por el momento, su última vergüenza, así como su último crimen, pero Israel camina como sus excavadoras: destruye todo lo que entra en conflicto con su plan de anexión ilegal de Palestina, sabiendo que hasta ahora ha podido contar con la tolerancia de las instituciones internacionales y que ahora puede contar incluso con el apoyo inmediato, total y descarado del Presidente de los Estados Unidos, el hombre que se erige como amo del mundo y que, en su rudeza tanto política como humana, ha afirmado su intención de apoyar a Israel más allá de cualquier legalidad internacional.

Sabemos que el Khan Al Ahmar es sólo otro paso de limpieza étnica, después de todo, el colonialismo de los asentamientos no puede soportar una interrupción “árabe” en su continuidad étnicamente “judía”, pero, al igual que los habitantes de otros pueblos, destruidos e inmediatamente reconstruidos tres, cuatro, diez veces o incluso, como Al Aragib más de 130 veces, Khan Al Ahmar también será reconstruida una, dos, diez veces, a menos que Israel vuelva a cometer el crimen de deportación al cargar por la fuerza a los habitantes, en camiones, como nos recuerdan las antiguas y tristes imágenes de los judíos cargados, con el fin de sacarlos permanentemente de su tierra.

El portavoz de la comunidad de Jahalin ha dejado claro que sólo aceptarán ser trasladados con la condición de que puedan regresar a sus tierras, es decir, con la condición de que se aplique al menos parcialmente la Resolución 194 de las Naciones Unidas. Lo que Israel no hará.

Le hago una última pregunta a Massimo, preguntándole qué harán mañana si no se produce el milagro y llegan las excavadoras. Respondió que “haremos resistencia pasiva, no ofreceremos la posibilidad de disparar y, como les dije, no abandonaremos a la comunidad y la apoyaremos en todas partes, pero sobre todo confiamos en lo que ha sido dicho por la asociación B’Tselem y por la Alta Comisionada Federica Mogherini a nivel legal: esta vez, quizás por primera vez, Israel tendrá algo que perder. Si Israel sigue sin ser sancionado, seguirá aplicando la ley de la selva. Con eso contamos“.

Así cerramos la entrevista telefónica, nosotros, observadores a distancia con la tarea de informar, y Massimo A. Rossi de Khan Al Ahmar, en medio de “mucha energía, mucha voluntad… pero poco realismo”, como me dice con un poco de amargura, saludándome y añadiendo que está, por supuesto, muy preocupado.

Concluimos esperando que “el milagro” suceda y que Israel por una vez entienda que debe rendirse a la Ley y dejar de lado la ley del más fuerte. Esto sólo lo entenderá si se aplican realmente las sanciones previstas por el Derecho internacional, de las que, hasta ahora, ha podido burlarse sabiendo que las declaraciones sólo van seguidas de un reproche inútil y ridículo.

Traducido del italiano por María Cristina Sánchez

Categorías: Derechos Humanos, Educación, Entrevistas, Europa, Internacional, Medio Oriente
Tags: , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


video 10 años de Pressenza

50 anniversario "La Curación del Sufrimiento"

Foro Humanista Latinoamericano

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.