Por qué las alternativas privadas al NHS son mucho más caras

05.07.2018 - Pressenza London

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por qué las alternativas privadas al NHS son mucho más caras
(Imagen de reproducida con permiso de http://drblayney.com/Asclepius.html)

Cam Donaldson, Universidad Caledonian de Glasgow para The Conversation

El NHS ha sobrevivido hasta los 70 años y ahora le cuesta al Reino Unido algo más de 120.000 millones de libras esterlinas al año. Muchas economías avanzadas gastan aún más en atención sanitaria per cápita. ¿Por qué las naciones capitalistas totalmente pagadas persisten con este enfoque estalinista de la atención médica?

Instintivamente podríamos citar razones humanitarias y políticas. Pero, ¿es esto suficiente? Podría decirse que el acceso a los alimentos es un derecho humano más fundamental, pero no tenemos un Servicio Nacional de Alimentos.

Los gobiernos intervienen en los mercados de alimentos, proporcionando seguridad social a las personas más pobres para que se alimenten a sí mismas, y podemos debatir si es adecuado. Sin embargo, en general, los alimentos se dejan en manos del mercado. Por el contrario, el gasto sanitario procede principalmente del erario público (véase más adelante).

Gasto total en salud/financiación estatal

En la década de 1960, los eminentes economistas Alan Williams y Dennis Lees mantuvieron una correspondencia sobre quién debería financiar la atención médica. Lees pensó que no había nada que distinguiera a la asistencia sanitaria de otras materias primas y, por lo tanto, evitaba que se prestara principalmente a través del libre mercado. Williams se basó en la analogía del ornitorrinco de pico de pato para estar en desacuerdo:

El argumento que usted emplea sería el siguiente: Muchas aves tienen pico de pato, y muchos animales tienen cuerpos peludos, y en cuanto a la puesta de huevos, esto es común en aves y reptiles, y todos los mamíferos amamantan a sus crías, por lo tanto el ornitorrinco de pico de pato, `parecería no tener características que lo diferencien claramente de otros? Espero que mi punto esté claro.

En otras palabras, la asistencia sanitaria es única, a pesar de compartir características individuales con otros tipos de gasto. Es esta combinación única la que hace que sea tan problemático ofrecer a través del mercado. Déjame explicarte.

Incumplimiento del seguro

Sin el gasto gubernamental, se desarrollaría un mercado de seguros para cubrir necesidades impredecibles de atención médica. A partir de entonces, los consumidores y proveedores ya no tendrán en cuenta los costes a la hora de tomar decisiones sanitarias. Esta es la raíz de la actual  inflación de costos en el sector sanitario estadounidense.

Esto se ve exacerbado por los costos administrativos de facturación y publicidad – consumen uno de cada cuatro dólares de los gastos de salud de los EE.UU.; cuesta mucho administrar el mercado. La administración también es un costo para los sistemas públicos, pero la financiación del gobierno mantiene el control sobre lo que se puede gastar. (Contraste esto con las partes del presupuesto de salud pública que son más difíciles de controlar, tales como el gasto en medicamentos.

Un observador ingenuo podría decir que, sin duda, las tasas de usuario todavía podrían poner un límite a los costes en un sistema privado. En realidad, los cargos reducen la demanda sólo entre los pobres (y menos sanos). No discriminan entre la atención necesaria y la innecesaria, y de todos modos no controlan los costos totales, ya que el sistema simplemente concentra su atención en aquellos que pueden pagar. Esta es la razón por la que los sistemas con las tasas de usuario más elevadas, en particular Francia y los Estados Unidos, siguen teniendo dificultades para hacer frente a los costes.

El seguro también excluye a los más necesitados. Un mercado de seguros que funcione bien adapta las primas bajas a las de bajo riesgo y las primas más altas a las de mayor riesgo. En el ámbito de la salud, las personas con mayor riesgo tienden a estar en peor situación económica y no pueden permitirse una cobertura.

Debido a que nosotros, como sociedad, nos preocupamos de que estas necesidades de salud sean satisfechas, vemos esto como una falla del mercado que justifica la intervención del gobierno. El gobierno interviene en los mercados de alimentos por razones igualmente altruistas, aunque los fracasos no son lo suficientemente amplios como para justificar ir más lejos: las necesidades alimentarias son más predecibles y la gente sabe lo que le gusta.

Algunos países tratan de atender a sus necesitados sin un sistema completo de financiación pública. Una opción es un sistema de contribuciones voluntarias, en el que cualquiera que pague una cantidad regular acordada puede confiar en él para la cobertura médica, como los sistemas de Medicare y Medicaid para grupos vulnerables en los Estados Unidos.

Sin embargo, antes de  Obamacare, por lo menos around uno de cada seis estadounidenses todavía no tenía el seguro adecuado. Esto posteriormente  cayó a más de uno de cada ocho, pero desde entonces ha ido en aumento a medida que la administración Trump intenta desentrañar las reformas. Los EE.UU. todavía no han aprendido que los impuestos son la manera más efectiva de asegurar una cobertura del 100%, lo que la convierte en la única economía avanzada del mundo incapaz de hacerlo.

Por último, los mercados funcionan correctamente cuando los consumidores están bien informados, lo que no es el caso de la asistencia sanitaria. Dado que es tan especializado, los consumidores confían en el hecho de que los médicos deben obtener ciertas cualificaciones antes de recibir una licencia para ejercer. Una vez concedida, el peligro es que se convierta literalmente en una licencia para imprimir dinero. Para combatir esto se requiere lo que el gran economista de la salud canadiense Robert Evans una vez se refirió como el “poder compensatorio” del gobierno para negociar con los profesionales sobre los salarios y los niveles de provisión.

El gran sobreviviente

Ya en 1953, el Gobierno Conservador del Reino Unido solicitó una investigación sobre el coste del NHS con vistas a desmantelarlo. Esto fracasó cuando el informe Guillebaud de 1956 declaró la relación calidad-precio del NHS. Todavía hay muchos en el gobierno hoy en día que, al igual que con otros bienes que una vez pensaron que estaban reservados para el suministro público, seguirían deshaciéndose del NHS si pudieran. No pueden hacerlo precisamente por la forma en que la atención sanitaria funciona como una mercancía.

No me refiero a pintar el panorama del NHS de color de rosa, pero, en realidad, la asistencia sanitaria financiada con fondos públicos es más eficiente y más equitativa. El Reino Unido va a pagar una factura sanitaria total de 200.000 millones de libras esterlinas al año, pero incluso eso tiene una gran relación calidad-precio.

Estados Unidos destaca la alternativa: gastar el doble y no proporcionar acceso a toda la población. Tal vez reconociendo la atención sanitaria como el ornitorrinco de las mercancías, incluso Margaret Thatcher declaró en 1989 que “el NHS seguirá estando disponible para todos… y se financiará principalmente con los impuestos generales”.

Con el reciente  regalo de cumpleaños anticipado de Theresa May al NHS, es un caso de déjà vu. Es un recordatorio de que el gasto en salud es tanto una opción política como una cuestión de asequibilidad.


Más artículos basados en la evidencia acerca de la NHS:

El NHS explicado en ocho gráficos  

¿Es suficiente el aumento del gasto en 3.4% para  ‘salvar’ el NHS?

¿Cómo era la asistencia sanitaria antes del NHS?

Cam Donaldson, Cátedra Yunus de Negocios Sociales y Salud, Universidad Caledonian de Glasgow

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Leer el artículo original.

 

Traducido del inglés por María Cristina Sánchez

Categorías: Economía, Europa, Salud
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


App Pressenza

App Pressenza

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.