¿Por qué son patrióticos los pobres?

20.06.2018 - David Swanson

Este artículo también está disponible en: Inglés

¿Por qué son patrióticos los pobres?

Por David Swanson

Deberíamos estar muy agradecidos con Francesco Duina por su nuevo libro, Broke and Patriotic: Por qué los estadounidenses pobres aman a su país. Él comienza con el siguiente dilema. Los pobres en los Estados Unidos están en muchos aspectos en peores condiciones que en otros países ricos, pero son más patriotas que los pobres en esos otros países y aún más patriotas que las personas más ricas en su propio país. Su país está (entre los países ricos) en lo más alto de la desigualdad, y en lo más bajo de apoyo social, y sin embargo creen abrumadoramente que Estados Unidos es «fundamentalmente mejor que otros países». ¿Por qué?

Duina no trató de descifrar esto por sí mismo. Salió y encuestó a personas patrióticas pobres en Alabama y Montana. Encontró variaciones entre esos dos lugares, como las personas que amaban al gobierno por ayudarlos un poco y las personas que amaban al gobierno por no ayudarlos en absoluto. Encontró variaciones entre hombres y mujeres y grupos raciales, pero sobre todo encontró un intenso patriotismo construido en torno a mitos y frases idénticas.

Creo que vale la pena señalar que los estadounidenses más ricos son un poco menos patrióticos que los estadounidenses pobres, y que la cuestión moral de por qué uno debería amar a una institución que crea un gran sufrimiento para los demás es idéntica a la de por qué uno debería amar a una institución que crea gran sufrimiento para uno mismo (y que el mayor sufrimiento que el gobierno de los Estados Unidos crea está fuera de los Estados Unidos). Sospecho que mucho de lo que Duina encontró entre los pobres se puede encontrar en alguna variación entre los menos pobres.

Duina es muy respetuoso con todas las personas con las que habló, y muy académico en su prosa. Pero él cita bastantes de las declaraciones de sus entrevistados para dejar bien claro, creo, que su patriotismo es en gran medida una fe religiosa deliberadamente delirante basada en la ignorancia y la evitación de los hechos. Así como los menos ricos son un poco más religiosos, también son un poco más patrióticos, y no dibujan una línea clara entre los dos. Duina informa que muchas de las personas con las que habló le aseguraron que Dios favorecía a los Estados Unidos por encima de todas las demás naciones. Un hombre incluso explicó su patriotismo extremo y el de otros como una necesidad religiosa de creer en algo cuando estaban en problemas, algo para proporcionar «dignidad». Hay, por supuesto, un paralelismo con el racismo estadounidense, ya que muchos estadounidenses blancos pobres se han aferrado durante siglos a la noción de que al menos son mejores que los no blancos. La creencia de que al menos uno es mejor que los no estadounidenses está muy extendida en todos los grupos demográficos.

Duina señala que incluso para aquellos que luchan desesperadamente, la creencia de que todo está bien y solo con el sistema a su alrededor puede ser más fácil en la mente que reconocer la injusticia. Si las personas estuvieran en mejor situación, paradójicamente, su patriotismo podría disminuir. El patriotismo también disminuye a medida que aumenta la educación. Y parece que disminuirá a medida que se transmitan tipos particulares de información y actitudes. Así como se ha descubierto que las personas prefieren bombardear a una nación en proporción inversa a su capacidad para ubicarlo correctamente en un mapa, sospecho que las personas serían menos propensas a creer que Estados Unidos las trata mejor que un país escandinavo si supieran hechos sobre los países escandinavos. Actualmente decididamente no lo hacen.

Duina cita a personas que le aseguraron que todos los suecos huyen de Suecia tan pronto como hayan completado su educación universitaria gratuita, que Canadá puede tener asistencia médica, pero es una dictadura, que en Alemania o Rusia le cortarán la mano o la lengua, que en el Japón comunista te cortarán la cabeza por hablar en contra del presidente, etc. ¿Pueden todas estas creencias, todas en la misma dirección (desprestigiar a otras naciones), ser errores inocentes? Un hombre asegura a Duina que otras naciones son inferiores porque participan en ejecuciones públicas, y luego aboga por ejecuciones públicas en los Estados Unidos. Varias personas declaran que Estados Unidos es superior porque tiene libertad de religión, y luego rechazan la idea de que cualquier no cristiano pueda ser presidente de los Estados Unidos.

Muchos hablan de «libertad» y, en muchos casos, se refieren a las libertades enumeradas en la Carta de Derechos, pero en otros se refieren a la libertad de caminar o conducir. Contrastan esta libertad para moverse con dictaduras, a pesar de tener poca o ninguna experiencia con las dictaduras, aunque parece que contrasta mejor con algo con lo que los estadounidenses pobres puedan estar mucho más familiarizados: el encarcelamiento masivo.

La creencia de que las guerras en naciones extranjeras benefician a sus víctimas y son actos de generosidad parece casi universal, y las naciones extranjeras a menudo son menospreciadas por tener guerras presentes (sin conciencia aparente de que muchas de esas guerras involucran al ejército de los Estados Unidos financiado millones de veces la financiación que se requeriría para eliminar la pobreza en los Estados Unidos). Un hombre cree que Vietnam todavía está dividido a la mitad como Corea. Otro cree que el presidente de Iraq invitó a los Estados Unidos a atacarlo. Otro simplemente se enorgullece de que Estados Unidos tenga «el mejor ejército». Cuando se les preguntó acerca de la bandera de EE. UU., muchos inmediatamente expresaron su orgullo de «libertad» y «guerras». Algunos libertarios expresaron su apoyo para traer tropas a casa, culpando a otras naciones por su falta de voluntad para ser civilizado, incluidos los de Medio Oriente, que nunca ‘ha sido civilizado».

Existe un fuerte apoyo similar a la proliferación increíblemente destructiva de armas en los Estados Unidos como algo que hace que los Estados Unidos sean superiores.

Una falla atribuida a otros países es alejar a los hijos de sus padres, pero uno supone que al menos algunos que condenan esa práctica han encontrado una manera de excusarla o de no darse cuenta de ello en las recientes noticias de los Estados Unidos.

Una de las fallas más comunes, sin embargo, es cortarle la cabeza a la gente. Esta parece una visión tan común de lo que está mal con los países extranjeros, que casi me pregunto si el apoyo de los EE. UU. a Arabia Saudita está en parte motivado por un medio tan efectivo para mantener a la población estadounidense sedada.

De alguna manera, se ha persuadido al público de los Estados Unidos de que siempre compare a los Estados Unidos con los países pobres, incluidos los países donde el gobierno de los Estados Unidos apoya dictadores brutales o impone sufrimientos económicos, y nunca con países ricos. La propia existencia de países que están en peores condiciones, y de la cual los inmigrantes huyen a los Estados Unidos generalmente se toma como prueba del estado de Gran Nación en la Tierra, a pesar de que otras naciones ricas están mejor y son más deseadas por los inmigrantes.

Los resultados incluyen un público pasivo dispuesto a absorber enormes injusticias, un público dispuesto a seguir a los políticos que prometen arruinarlos, pero hacerlo patrióticamente, un apoyo público a las guerras y menospreciar el derecho internacional y la cooperación, y un público dispuesto a rechazar los avances en leyes sanitarias o de armas o políticas climáticas o sistemas educativos si se fabrican en otros países.

Este libro nos dice más acerca de dónde vino Trump que los últimos 18 meses de noticias por cable, pero Trump es lo de menos.

Traducido del inglés por Alejandra Llano

Categorías: Cultura y Medios, Derechos Humanos, Norteamérica
Tags: , , , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.