Los números, la «vida real» y la invasión que no hay

14.06.2018 - Unimondo

Este artículo también está disponible en: Italiano

Los números, la «vida real» y la invasión que no hay
(Imagen de https://www.flickr.com/photos/angelagennaro/36759241625)

¿Hay demasiados extranjeros en Roma y en el Lacio, y van en aumento? Si escuchas a la gente quejarse de bares y autobuses, parecería que sí. Es una pena que la investigación y los números digan otra cosa. «La noticia es que no hay invasión. Los datos, de hecho, no muestran un gran cambio en comparación con el año pasado, pero esto no se dice.

Para afirmarlo, el investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Idos, Ginebra Dimaio, presentó el nuevo informe del Observatorio Romano de las Migraciones, presentado en Roma el 7 de junio y ahora en su XIII edición. Un estudio en el que la situación de la capital y de la región se convierte en una especie de laboratorio, «una lupa que ayuda a leer de manera paradigmática la inmigración a nivel nacional». Y eso nos muestra una vez más cómo existe una percepción distorsionada del fenómeno, alimentada principalmente por la propaganda política en un clima perpetuo de campaña electoral. «Este es un tema muy importante pero que desafortunadamente sufre de una muy mala narrativa – dijo Benedetto Coccia, representante del Instituto de Estudios Políticos San Pío V (un instituto que por tercer año consecutivo ha contribuido a la investigación) – La inmigración es un fenómeno, y todos los fenómenos, si no se manejan o se gobiernan mal, pueden crear problemas. Pero no se puede definir, como a menudo se define, como un problema en sí mismo».

Así vemos que en la región hay 662.927 extranjeros – 51,9% de los cuales son mujeres – 13,1% de los residentes de todo el país. Entre 2015 y 2016 hubo un aumento de sólo el 0,4%, mientras que la población total en Italia disminuyó en un 0,1% («y esto -dicen los estudiosos- quizás deberíamos preocuparnos por ello»). Varias voces contribuyeron a esta tendencia, incluyendo a los recién nacidos de padres extranjeros. «Esto significa que aquí hay una población estable que da a luz a sus hijos: 7.300 en 2016, o el 15,4% de todos los niños nacidos en la región», explica Dimaio. El otro punto importante son los nuevos extranjeros que se han inscrito en el Registro Civil directamente desde el extranjero: 30.600, casi el 12% del total de inscripciones que han tenido lugar en Italia. «Son una indicación de una población que continúa estabilizándose. Roma es, como siempre, el punto de apoyo: con 544.956 residentes extranjeros a principios de 2017, la Ciudad Metropolitana es la primera provincia en número de inmigrantes, confirmándose, así como la capital de la inmigración en Italia. Más de la mitad proceden de Europa y, entre ellos, predominan los comunitarios (78,5%); el segundo continente es Asia (26,2%), seguido de África (10,9%), América (8,6%) y Oceanía. En cuanto a los países de origen, el primer lugar lo ocuparon los rumanos (181 mil, 33,3% del total), seguidos por los filipinos, Bangladesh, chinos, ucranianos, polacos, albaneses, peruanos, indios (por primera vez entre los diez primeros) y egipcios.

Roma es también la provincia en la que el número de refugiados y solicitantes de asilo es, con diferencia, el más alto: 17.939, es decir, el 9,1% de los refugiados y solicitantes de asilo que residen en Italia. Y si bien la acogida de esta categoría de personas a menudo presenta grandes lagunas, el informe no deja de poner de relieve prácticas positivas como el sistema Sprar, los proyectos de acogida generalizados activados por los municipios de forma voluntaria. Lazio en particular ha sido el protagonista, con una red que representa el 12% de la nacional, aunque todavía hay muy pocos municipios que hayan abierto sus puertas a los inmigrantes en este sentido: sólo uno de cada ocho. «Tenemos un inmenso patrimonio edilicio disponible, y fuera de los muros de Roma hay todo un mundo que puede beneficiarse enormemente del sistema de recepción», dijo Vincenzo Lodovisi, vicepresidente de Anci Lazio. Lodovisi habla de «recursos humanos que enriquecen, en términos económicos, culturales y de intercambio», recordando la importancia de la planificación con las comunidades locales y no contra ellas.

En el informe también hay espacio para un gran número de experiencias de convivencia social, reservando numerosos capítulos también a la cuestión de la lengua y la escolarización, las prácticas religiosas, la importancia de las mujeres migrantes, así como «el creciente drama de los numerosos asentamientos informales en los que demasiados migrantes -en tránsito o en busca de protección internacional- se ven obligados a vivir en condiciones cada vez más arriesgadas para su salud física y mental». Éxitos y derrotas, por lo tanto, cuestiones críticas, sino también proyectos y buenas prácticas a aplicar, tales como corredores humanitarios: un proyecto que ofrece a los refugiados y solicitantes de asilo vulnerables acceso seguro y legal en territorio italiano, y durante la presentación del informe se denominó «la rebelión contra la dimisión». Una revisión que en muchos casos se ha hecho adicta al dolor de los demás, a la perspicacia y a la inacción producida por la incitación al odio y las noticias falsas con las que nos bombardean continuamente, y a las que aún más números pueden poner freno.

«Hoy en día, responder con datos objetivos a las mentiras o a la propaganda ya no es suficiente, ya no hay un umbral de verdad«, se dijo durante la presentación del Informe. Sin embargo, la vida real -mucho más compleja que la simplificación de eslógans y propaganda- tarde o temprano pedirá cuentas. Esa realidad que el mundo de la sociedad civil, las asociaciones, los voluntarios, con sus proyectos y experiencias, conocen muy bien. El informe menciona muchas de ellas. «Son el testimonio de un tejido urbano que existe, que nos apoya, que se gasta, que nos hace sentir menos solos – comenta Ginevra Dimaio – A medida que las voces fronterizas que poco a poco han comenzado a hacerse oír desde la periferia se han ido convirtiendo en un mensaje cada vez más claro: nos dicen que, si se vive y se conoce de cerca, la migración también puede ser una hermosa historia.»

Anna Toro

Categorías: Derechos Humanos, Europa
Tags: , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.