Con un acto y la exhibición de la obra teatral “Víctor sin Victor Jara” este sábado 25 de marzo Villa Grimaldi conmemoró 20 años de la apertura del Parque, construido sobre las ruinas del ex cuartel Terranova de la DINA. El 22 de marzo de 1997, el que fuera el mayor epicentro del terrorismo de Estado bajo la dictadura cívico-militar, fue abierto a la ciudadanía como recinto de memoria y espacio de educación en derechos humanos, cumpliendo dos décadas en esta labor.

En recuerdo y agradecimiento a todas y todos quienes contribuyeron a la transformación de este recinto de tortura, se premió de modo particular la labor de la entonces Diputada Humanista Laura Rodríguez. En su nombre recibieron el reconocimiento su hijo Simón Ergas y el Presidente de la Fundación que lleva su nombre, Roberto Blueh.

Son 239 las personas consideradas víctimas de Villa Grimaldi, de las cuáles 22 corresponden a ejecutados políticos y 217 a detenidos desaparecidos.El abogado de las víctimas, Hiram Villagra, aseguró que «tenemos confianza en que estas causas van a llevar a buen puerto».

Sin embargo, reconoció que «el transcurso del tiempo pesa: los familiares de las víctimas o las propias víctimas de tortura están bastante cargados de años». También criticó: «Sentimos que es un proceso que se demoró demasiado y eso creó frustración. Pero eso no puede borrar la necesidad de condenar lo más rápido posible».