Akop Nazaretián comenta su libro en el marco del V Simposio Internacional

05.11.2016 - Attigliano, Italia - Olivier Turquet

Este artículo también está disponible en: Francés, Italiano

Akop Nazaretián comenta su libro en el marco del V Simposio Internacional
(Imagen de Dario Lo Scalzo)

Attigliano, 29 de Octubre 2016. En ocasión del Simposio internacional humanista «La revolución humana necesaria» pudimos entrevistar al científico ruso Akop Nazaretián que comentó con nosotros su nuevo libro “Futuro no-lineal”.

Videograbación de Dario Lo Scalzo.

Trascripción de Mayte Quintanilla

 

. De qué habla tu libro “FUTURO NO LINEAL”,  recién publicado?

Tratamos de entender qué escenarios del desarrollo de la sensibilización terráquea puede esperar, y cómo eso depende de lo que hacemos hoy. Cómo eso depende de las generaciones de hoy. Uno de los epígrafos de allá es de un físico norteamericano que dice “Podemos seguramente considerar los hombres que viven hoy en la generación más significante en toda la Historia de la Humanidad de toda la Historia en la Tierra, porque a la intriga de millones de años de la evolución en la Tierra se salda de tal manera en los próximos decenios. Y eso no es una filosofía ni ideología, ni poesía, sino, realmente los cálculos independientes y hechos por los científicos de diferentes países en Australia y Rusia en Norteamérica, en España, muestran que a eso de mediados del Siglo XXI, la evolución llega a un punto más importante en su Historia, y a dónde va a seguir la evolución, sea que la evolución sale al nivel cósmico, la evolución de la Humanidad, la evolución de la Tierra, o sea que comienza el ramo descendente de la Historia.

. En el libro se habla de la paradoja de Fermi. ¿En qué consiste?

El gran físico italiano, Enrico Fermi, formuló el comienzo  de los años 50, una paradoja que se llama “Sillón de estar”. Dónde están quiere decir que según todas las teorías de entonces, no? Debe de haber civilizaciones mucho más avanzadas en el Cosmos. Pero todas las búsquedas, que siguen ya durante decenios, no permiten registrar ningunos siglos de actividad intelectual en el Cosmos lo que me pareció bastante asombroso y paradógico. Pero yo le puedo decir que durante éstos años, la paradoja se agudiza, porque con las técnicas astronómicas de hoy se registran dos nuevos planetas en promedio cada semana fuera del sistema del Sol. Fueron registrados algunos bastante parecidos a nuestro planeta. Y todavía no hay tampoco ningunos signos, ningunas muestras de la actividad intelectual durante unos cuatro mil millones de años del desarrollo de la vida. Cada vez, cada crisis, cada catástrofe global fue seguida por transición de fase progresista, y así llegamos, y así se llegó a los otros, pero según las leyes de teoría de sistemas debe en cada uno de esos pasos puede haber ocurrido diferente pudo suspender o pudo comenzar la fase de degradación. Hasta ahora, el desarrollo fue así, y progresista, positivo llegando a nosotros.

. Desarrollo humano y progreso tecnológico. ¿Cómo están las cosas?

Cuando se formaron nuevos instrumentos, comenzaron, aparecieron desbalances, entre el poderío tecnológico, instrumental y la cualidad de autocontrol de la cultura, de la sicología, etc.. ese desbalance provocaba las crisis,  catástrofes, y después siguieron existiendo, y haciendo la Historia los pueblos y las civilizaciones y digamos los hogares de la sociedad, que podían ajustar al propio tiempo sus valores, su sicología, sus normas de actividad, su capacidad de anticipar, de los acontecimientos al nuevo poderío, al nuevo potencial tecnológico. Los que no lo podían hacer pudieron hacer a tiempo se destruyeron su medio ambiente tanto natural como geopolítico, y cayeron víctimas de su propio desbalance, a su propio poderío, a su propio poder descompensado. Eso no muestra una cosa nueva, ni es una cosa del siglo XX, ni de medios del siglo XIX. Si nosotros podemos observar crisis globales similares antropogénicas de mil años atrás, a finales del Paleolítico. Antes y antes cuando el ser humano estaba al margen de autoeliminarse. En el libro esto está demostrado con todos detalles. Estaba al margen de autoeliminarse, pero a fin de cuentas fueron tragedias, fueron catástrofes. En fin de cuentas fue la Humanidad como fuera pérdida de muchos grupos de muchas poblaciones sumadas, pero el fin de cuentas, hasta ahora la Humanidad ha encontrado posibilidades de avanzar sicológicamente y mentalmente, culturalmente, espiritualmente, etc..

Fijamos una paradoja histórica, que cuanto más desarrolladas fueron las tecnologías que siempre tienen. Tecnologías militares, tecnologías de producción, que siempre tenían el aspecto destructivo, no?  Y cuanto más ha aumentado la densidad demográfica, tanto menos la gente se mataba. Lo que llamamos el bloodshed ratio, el cociente de asesinatos, resulta que históricamente o progresivamente, el porcentaje de muertos de la población iba bajando, progresivamente bajando, aunque ese proceso nunca era lineal.

. ¿Qué momento histórico estamos viviendo?

Llegamos a una situación muy peligrosa y hay un término que propósito un politólogo alemán “Catastrofefilia” Esa epidemia mental masiva de “catastrofefilia”. Esto es lo que está viviendo el mundo de hoy, y las epidemias mentales son mas peligrosas que cualquiera de las epidemias corporales porque se realizan. El libro discute que atractores son posibles detrás del punto de singularidad llamado de singularidad cuando la hipérbole del desarrollo llega al punto del desarrollo que siguió la hipérbole de desaceleración durante cuatro mil millones de años. Y llega hoy al momento de la singularidad que la hipérbole gira en la vertical. Los grandísimos logros que hemos tenido es que supimos, la Humanidad no ha sabido superar una guerra nuclear  y ha podido llegar por primera vez en la Historia política, a los acuerdos no confrontativos, acuerdos que prohibieron las pruebas nucleares entre las tres esferas. En los acuerdos en la esfera ecológica y si no hubiera sido esto, los cálculos nuestros muestran que en los años noventa, la vida en este planeta sería insoportable. Si hubiera seguido la actividad de los años 50 y 60 . Pero la Humanidad ha podido. Eso nos da cierta esperanza de que los políticos y las masas pueden llegar a compromisos fundamentales no orientados contra terceros, contra terceras fuerzas. Pero en la política las alianzas siempre fueron contra alguien. Nosotros estamos contra de ellos, Nosotros nos juntamos para pegar a ellos. Es un nuevo tipo de coaliciones. Eso es lo que analizamos en la crisis de los años 60 que muy bien podían haber derribado la civilización global. Pero lo hemos superado. Eso quiere decir que en el futuro también podremos hacerlo, si hasta ahora hemos salido, hasta qué nivel puede llegar el autocontrol, el potencial de autocontrol.

. ¿Y qué puede ocurrirnos a futuro?

Que el desarrollo del intelecto y de la cultura instrumental, tecnológica, tiene mayor diapasón que la evasión de autocontrol, de la cultura humanitaria, de la cultura espiritual, y esto puede ser, jugar el papel fatal en que dirección irá esto. Depende ahora de nosotros, de los hombres de estas generaciones.

Categorías: Ciencia y Tecnología, Europa, Humanismo y Espiritualidad
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 22.01.20

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.