En el furor de recortar todo lo que sea posible, la administración pública argentina del Gobierno Macri ha dispuesto, a comienzos de abril, el despido de 240 trabajadores de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires.

Inmediatamente la solidaridad se puso en marcha a partir de un breve pero eficaz llamado que puede verse aquí:

http://www.marcha.org.ar/ gallery/biblioteca-nacional/

Como indica la diputada Giovanna Martelli que esta relanzando la campaña también en Italia, el llamado ha sido firmado a nivel internacional por Marc Augé, Saskia Sassen, Boaventura de Souza Santos, Judith Butler y por el Nóbel de Literatura John Cotzee.

En su mensaje de adhesión enviado ayer, Martelli subraya que “los libros, la lectura y la cultura permiten que mujeres y hombres sean libres de pensar. Pensar es un hecho revolucionario”.

Pressenza adhiere a este mensaje y a esta campaña y se compromete a relanzarla este 25 de abril, fecha en que Italia conmemora la liberación del nazifacismo. Aquellos a quienes combatíamos en tiempos de la Liberación, tenían la indecente costumbre de quemar los libros. Será bueno no olvidarlo.

Traducción del Italiano de Annalisa Pensiero