Crisis de refugiados: ¿Seguridad para las personas o para las fronteras?

27.02.2016 - Atenas, Grecia - Pressenza Athens

Este artículo también está disponible en: Inglés, Italiano, Alemán, Griego

Crisis de refugiados: ¿Seguridad para las personas o para las fronteras?
(Imagen de www.sott.net)

Frente a los últimos avances en el ámbito local e internacional para hacer frente a la crisis de refugiados de manera exitosa, ha provocado muchas preocupaciones no solo en aquellos que están involucrados activamente con el tema, sino también en la sociedad civil.

Los refugiados y los migrantes que viajan a través de canales irregulares y vías peligrosas son víctimas de trágicos resultados. Grecia sigue siendo la principal puerta de entrada a Europa desde hace dos años y ha recibido a por lo menos 102.547 personas este año, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Por otra parte, enero resultó ser el mes con más muertes en el mar Egeo -desde el inicio de la afluencia de refugiados hasta hoy- de acuerdo a la declaración de Peter Bogaerts [1], de Human Rights Watch.

Estos datos son confirmados por ACNUR, y agregó que el 35% de estas muertes eran niños, mientras que Médicos sin Fronteras (MSF), que ha estado ofreciendo ayuda humanitaria a las islas desde mayo de 2015, habla de 320 muertos desde el comienzo del año hasta la fecha. [2]

Pocos días después de este anuncio de número de muertes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró [3]que la alianza militar acepta la propuesta de Alemania, Turquía y Grecia para iniciar operaciones en el mar Egeo con el fin de hacer frente a la trata de personas y la inmigración irregular en el Mar [3], mientras que el Consejo Europeo se reunió el 18 y 19 de febrero, con objetivos tales como: «… la rápida inhibición de los flujos, la protección de las fronteras exteriores, la reducción de la inmigración ilegal y salvaguardar el área Schengen». [4]

Al mismo tiempo, en Grecia, el Ministerio de Defensa se compromete a tareas específicas para completar los centros de acogida, incluyendo puntos de acceso mediante la colocación de cinco coordinadores, cocinas móviles y prestación de los campamentos militares Sindo y Schisto, con el fin de facilitar los procedimientos de alojamiento en la parte continental (los llamados centros de reubicación). El Ministerio de Protección Ciudadana contrata personal para procedimientos rápidos para estos cinco centros de acogida con el fin de completar el proceso de identificación de refugiados en el mismo lugar.

Todas estas actividades se llevan a cabo a la luz de las amenazas de los funcionarios de la Unión Europea de expulsar a Grecia del Tratado Schengen durante dos años; un ultimátum al gobierno griego para que éste construya los puntos de acceso y cumpla con las recomendaciones europeas para controles fronterizos más estrictos dentro de los tres meses, con el fin de evitar ser retirados del Tratado. Al mismo tiempo, la UE llegó a la conclusión de un acuerdo bilateral con Turquía (finales de 2015) por 3 millones de euros, con el fin de detener los flujos de los refugiados hacia Europa, cuya aplicación se hará efectiva después de la reunión prevista entre Tusk, el Presidente del Consejo Europeo y el Sr. Davutoglu, ministro turco, el 7 de marzo.

«ACNUR está del lado del gobierno griego tanto con el apoyo logístico y como con la ayuda económica, mientras que ya se ayuda en los procedimientos de reasentamiento», declaró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, el Sr. Grandi, en la entrevista de ayer en el marco de una visita de dos días a Grecia. Al comentar sobre la participación operativa de la OTAN en el Egeo, dijo que hay una reunión programada con el Secretario General de la OTAN en Bruselas el jueves (hoy) donde se le solicitará «algún compromiso por parte de la Alianza para hacer algo respecto a los tratados internacionales y de la Unión en relación con los derechos de los refugiados y los solicitantes de asilo».

En una pregunta formulada por el representante de «Campaña de asilo» sobre si Turquía es un país tercero seguro, el Sr. Grandi respondió: «En este momento lo importante no es si Turquía es un país tercero seguro o no, puesto que ya lleva la carga de acoger a miles de millones de refugiados en su territorio. Lo importante es que la UE asuma sus responsabilidades que, en la fase actual, se asumen de manera desproporcionada entre Europa y el Líbano, por ejemplo».

La «Campaña de asilo», que consiste en una asociación de organizaciones y colectividades, también organizó una conferencia de prensa, entregando un texto de nueve páginas [5] documentando legalmente su agonía por:

  • La violación del principio de no devolución (no obstáculos), dado que Turquía evitará que los refugiados lleguen a territorio griego/europeo con el fin de pedir protección; Turquía ha asumido la responsabilidad (por el acuerdo bilateral con la UE) con ambas fronteras terrestres cercanas y supervisa las fronteras marítimas.
  • La posible clasificación de Turquía como país tercero seguro y subsecuente retorno de los solicitantes de asilo y refugiados desde Europa a Turquía, que es contraria al derecho internacional y de la Unión.

En el plano político, la asociación interpreta las decisiones de la UE como los esfuerzos para pasar cualquier solicitud de asilo y procesos de la Unión Europea a países terceros, así como el sistema de reconocimiento (externalización). La asociación también expresa preocupación de que las operaciones militares que se intensifican en el Egeo por parte de la OTAN y Frontex, no respeten los derechos garantizados a los solicitantes de asilo, y que no sean un motivo de nuevas muertes o aumento del riesgo (y, por lo tanto, del precio) de la actividad de los traficantes.

La Unión Helénica para los Derechos Humanos (EEDA), en su propia conferencia de prensa, señaló que no estamos viviendo una crisis de refugiados, sino una crisis de recepción. EEDA vincula el aumento del flujo de personas, a pesar de que nos encontremos en invierno, con la reunión de los líderes europeos durante la caída de Malta, en la que, básicamente, anunciaron que las fronteras permanecerán cerradas. Debido a ello, la gente se apresuró a cruzarlas.

EEDA, como indica en su informe de varias páginas [6] pidió un «enfoque viable», de la siguiente manera:

  • Pidió al gobierno griego asegurar los mejores procedimientos para trabajar con el único acervo institucional que existe en este momento, que no es más que el proceso de reubicación de los solicitantes de asilo y refugiados. Un esfuerzo coordinado es necesario por parte de las comunidades locales, con el fin de que Grecia reciba de la mejor manera el número migrantes que se ha comprometido a reubicar, y cumpla con las condiciones necesarias para preservar el marco de protección internacional para los refugiados y solicitantes de asilo que les corresponde,
  • Declaró que la seguridad de los seres humanos debe ser el único motivo para asegurar las fronteras,
  • Pidió el fin inmediato de obstáculos, indicando que la operación de la OTAN no los cancela sustancialmente, mientras que, por el contrario, una sinergia internacional lograría tanto el crear vías seguras para los refugiados, como evitar la existencia de traficantes en la práctica.

EEDA también expresó serias preocupaciones por los derechos fundamentales de los refugiados al quedar bajo la jurisdicción del Ejército, al comentar sobre la inesperada asignación al ejército griego de la organización y logística de los puntos de acceso a lo largo de las fronteras y centros de acogida en tierra firme, y en especial por la administración y coordinación militar y no civil.

En general, las diferentes partes trataron de conectar la gestión de la afluencia de refugiados a la soberanía en el mar Egeo y a las intervenciones de la OTAN y de Frontex, acciones que parecen conducir a la «militarización» en lugar de tratar a las afluencias con dimensión humanista o política.

Por otro lado, hay tanta gente ayudando en estos momentos recibiendo y cuidando a las personas en las islas. Al mismo tiempo, la opinión pública internacional y local miran con tristeza las noticias del día que hablan de las pérdidas de personas. «Quedó muy claro -como dijo el representante de la campaña para el asilo- que las actas del Consejo Europeo no hablan en absoluto acerca de cómo evitar muertes o cómo crear un paso seguro para las personas que trataban de huir de la guerra», marcando de esta manera la política europea.

Mientras no haya vías legales y seguras para los refugiados y los migrantes, Europa seguirá siendo un lugar no hospitalario, dado que la seguridad de las personas es sacrificada frente a la seguridad fronteriza.

[1] http://www.theguardian.com/world/2016/jan/30/dozens-dead-after-migrant-boat-capsizes-in-aegean-sea

[2] http://www.msf.org/topics/mediterranean-migration

[3] http://www.nato.int/cps/en/natohq/opinions_127972.htm?selectedLocale=en

[4] http://www.consilium.europa.eu/el/press/press-releases/2016/02/18-euco-conclusions-migration/

[5] http://asylum-campaign.blogspot.gr/2016/02/23022016_23.html

[6] http://www.hlhr.gr/?MDL=pages&SiteID=1195

Categorías: Derechos Humanos, Europa, Política
Tags: , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.