Argentina elevó su segundo satélite de fabricación nacional, con la intención de dar un nuevo paso en la conquista de la soberanía aeroespacial.

Por Sebastián Salgado

El satélite argentino Arsat 2, tendrá una cobertura continental, orientado principalmente a distribuir contenidos audiovisuales, de Internet y telecomunicaciones. De ésta manera, la televisión pública, trasmitió su lanzamiento.

Un desafío tecnológico y científico, respaldado por un proyecto político, que apuesta al futuro.

El Arsat II, se convertirá en la herramienta espacial, para que los contenidos contra hegemónicos, no sean censurados en la tierra. El caso del bloqueo a cadena de HispanTV, es conocido en todo el mundo.

Resultado de años de inversión e investigación, que se verán representados en mejores servicios a menores precios.

El artículo original se puede leer aquí