Ernesto H de Casas, Mendoza, Abril 2014

Aquí tenemos una doble noticia, primero tenemos la traducción esmerada de El Mensaje de Silo en lengua árabe, lo que en sí ya es algo importante, por ser la culminación de un esfuerzo en equipo de un antiguo anhelo. Pero además, lo pública webIslam. Siendo así, es la primera de las confesiones religiosas mayoritarias del mundo que lo hace, en internet, en su artículo: http://www.webislam.com/articulos/93355-el_mensaje_de_silo.html.

Es algo para festejar ciertamente, porque un idioma cuya lengua y escritura son tan complejas, y más para nosotros en América del Sur, entenderlo no es sencillo; pero ahora, facilita el acceso de esta propuesta a muchas personas interesadas de esta cultura que tiene tantos matices, desde los más extremos, a los de más apertura.

Este esfuerzo es fruto de una amplia participación colectiva, que va desde las primeras visitas de humanistas sudamericanos y españoles a El Cairo en los 70, continuadas en los 90 y a las más recientes, como una actividad sostenida en el 2005 hasta julio del 2007 y luego en el 2009, con motivo del paso de la Marcha Mundial por esa ciudad.

Ocasiones en las que se contaba con traducciones precarias al árabe, hechas por diversos colaboradores. Ya cuando Silo presenta el Mensaje y su libro, se siente la imperiosa necesidad de contar con dicho texto en árabe; hacia el 2008 un grupo de entusiastas se pone manos a la obra. Se avanza, se progresa y se culmina, donde por supuesto hay un mérito puntual de quienes se abocan a la traducción de modo específico, como Maha Sote y definitivamente Sara Elkassar. Contando además con la ayuda y apoyo tanto de muchos compañeros como profesores para lograr esta versión pulida y acabada. Vaya para todos nuestro más sincero y profundo agradecimiento.

Los viajeros nos cuentan siempre a su regreso la calidez emotiva, la cordialidad de los egipcios quienes los recibían con los brazos abiertos y su mejor disposición. Además, relataban cómo los estereotipos y clichés que existen en Occidente no tienen nada que ver con la realidad que cualquiera puede vivir día a día en jornadas de humanidad compartida con los demás en este país; donde hemos dado significativo avance al facilitar ahora este aporte a quienes están en búsqueda espiritual.

Por otra parte, las vueltas inesperadas de la Historia han querido que se coincida esta vez con otra buena noticia para el pueblo árabe, como lo es la unión de las fuerzas sociales palestinas, tal como lo anuncia el título: “Acuerdo para poner fin a la división e iniciar la aplicación de los acuerdos de Reconciliación nacional Palestina” de Revista Palestina Digital. Donde se publica el pormenorizado acuerdo pactado en Gaza – Palestina 23 de abril 2014.

Sin lugar a dudas se abre un futuro promisorio para todos en estas latitudes tan necesitadas de paz, comprensión, prosperidad.