Felicidad y Creatividad: el Congreso mismo es expresión de diversidad sostenible

30.08.2013 - Nelsy Lizarazo

Felicidad y Creatividad: el Congreso mismo es expresión de diversidad sostenible
(Imagen de Foto de: Congreso Colegiatura Colombiana)

Cobertura conjunta Pressenza-Asociacion PALCO/La Esquina Radio-Platohedro y ALER

El segundo día del Congreso Otro Mundo, Felicidad y Creatividad para la Diversidad Sostenible, en Medellín-Colombia, tuvo como eje la creatividad. A lo largo de la jornada, Stefan Sagmeister (Austria), diseñador y director de arte compartió, desde el vínculo diseño-felicidad, una amplia gama de posibilidades de diseño sustentadas en un enfoque que toma en cuenta el género, la raza, la edad y factores múltiples vinculados directamente a la felicidad del ser humano. Por su parte, Alfonso Borragán, artista multidisciplinario, aportó reflexión y experiencia en torno a la gastronomía como dispositivo generador de encuentros y transformador de la cotidianidad. Por su parte la Colegiatura Colombiana, institución organizadora del Congreso, compartió todo el enfoque y la metodología desarrollada a lo largo de veinticinco años de labor académica, en torno a la creatividad humana como motor de transformación.

 

Dentro de esta increíble muestra de aportes desde los más diversos campos del saber y el quehacer humanos, el segundo día del Congreso fue nuevamente un espacio de conversación y, especialmente, de reconocimiento de la diversidad como la mayor garantía de sostenibilidad en un mundo nuevo, capaz de reconocer la existencia de múltiples mundos.

Es posible otra métrica

 Alejandro Adler, de México pero radicado hace ya algunos años en el Reino de Bután, y particularmente en la propuesta de educación positiva, que integra éxito académico y vida plena, comentó que “desde hace más de 100 años ha existido una sola métrica que se usa para medir el progreso y la prosperidad de un país: el Producto Interno Bruto. Las políticas públicas y la arquitectura institucional de los países se han basado en maximizar el crecimiento económico a cualquier costo y ha tenido desafortunadamente un costo ambiental innegable, un costo económico y financiero como lo demuestran las crisis de los últimos años y un costo social, cultural, espiritual, emocional, artístico, en las comunidades. Lo que hemos hecho desde la propuesta educativa que estamos desarrollando es volver a la pregunta fundamental: ¿para qué está aquí el ser humano?”

Es necesario cambiarse a sí mismo y cambiar el mundo

Otra experiencia presente en el evento fue la de la Fundación Mahatma Gandhi que inició desde hace diez años, en Medellín, un esfuerzo de formación de líderes de la no-violencia. Una apuesta educativa basada en la no-violencia y en la certeza de que es necesario instalarla como cultura: “no es magia, no se resuelve en una conferencia, es un proceso que supone cambiarse también a sí mismo: es necesario soñar, crear, generar acciones, abrir los ojos”, comentó uno de los miembros de la Fundación.

Sacar lo mejor de sí

Por su parte, Minta Cecilia Muñoz, de la Escuela de la Felicidad, en la Colegiatura Colombiana, explicó cómo ya hace 25 años, esta institución educativa lanzó su propuesta fundamentada en la autorrealización del ser humano y la felicidad. educadora de La Colegiatura Colombiana, institución que desde hace 25 años se planteó como fundamento de su propuesta educativa la autorrealización del ser humano y la felicidad: estudiar desde la alegría, desde una formación que es parte de la propia vida.

“Si cada educador tiene claro lo que significa educar, es suficiente. Educar quiere decir sacar de sí lo mejor para entregarle a otro; un educador “no tiene permiso” de no conectarse desde ahí. Los educadores no somos transmisores de conocimientos, cualquier ser humano puede tener el conocimiento desde la red,  el verdadero compromiso del educador, es formar seres humanos. Y para formar necesita tener claro que su propósito de vida es sacar lo mejor de el para entregarle a los otros.  Inclusive cuando me equivoco enseño, porque significa decirle al estudiante que también se puede equivocar. Es posible decirle al estudiante “no sé lo que me estás preguntando”. Es liberador y compromete al educador a investigar junto a sus estudiantes, somos seres humanos, somos de verdad, no somos bibliotecas”, afirmó Minta.

 

 

Categorías: Ciencia y Tecnología, Diversidad, Educación, Noviolencia, Sudamérica

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 19.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.