La economía verde es el nuevo colonialismo para someter a nuestros pueblos

04.07.2012 - Rio - Pressenza IPA

Saludando a todos los presentes y a los pueblos del mundo, el Presidente
Evo Morales Ayma, del Estado Plurinacional de Bolivia inició su discurso de
la siguiente manera:

En los pueblos del Sur hoy festejamos nuestro año nuevo Andino Amazónico,
festejamos el Inti Raimy, en quechua Fiesta del Sol, el Inca Cuti, en
Aymara el retorno del padre sol, los relojes cósmicos que nos enseñan y
señalan los siglos de la madre tierra. Hoy en Bolivia es feriado,
festejamos el año nuevo andino amazónico. Quiero felicitar a todos los
pueblos del sur, especialmente al movimiento indígena originario.

Hace 20 años, en la Cumbre por la Tierra realizada aquí en Brasil, se
planteaba una reflexión profunda sobre la vida y la humanidad tomando en
cuenta nuestro planeta tierra. Recuerdo el gran mensaje de un hombre sabio,
Fidel Castro, Presidente y Comandante de Cuba Revolucionaria que nos
decía “acaben
el hambre no al hombre, paguen la deuda ecológica no la deuda externa”.
Ahora nos damos cuenta que este hombre tenía mucha razón, al afirmarnos que
hay que condenar la deuda del sistema capitalista, los países llamados
pobres o en vías de desarrollo sentimos que la deuda de los países
capitalistas es impagable.

En esta conferencia es importante hacer profundas reflexiones tomando en
cuenta las futuras generaciones. Está en debate la llamada Economía Verde,
que de acuerdo al sentimiento de los movimientos sociales del mundo,
especialmente el movimiento indígena, el ambientalismo de la Economía Verde
es el nuevo colonialismo de sometimiento a nuestros pueblos y a los
gobiernos anticapitalistas.

El ambientalismo de la economía verde es un nuevo colonialismo de doble
partida, por un lado es un colonialismo de la naturaleza, al mercantilizar
las fuentes naturales de la vida y por otro es un colonialismo a los países
del Sur que cargan en sus espaldas la responsabilidad de proteger el medio
ambiente que es destruido por la economía capitalista industrial del Norte.
Este llamado ambientalismo mercantiliza la naturaleza convirtiendo cada
árbol, cada planta, cada gota de agua y cada ser de la naturaleza en una
mercancía sometida a la dictadura del mercado que privatiza la riqueza y
socializa la pobreza.

La economía verde usurpa la creatividad de la naturaleza, que es un
patrimonio común de todos los seres vivos existentes, para expropiarla
hacia el lucro privado a nombre del cuidado de la naturaleza. Es una
estrategia imperial que cuantifica nuestros recursos naturales: cada río,
cada lago, cada planta, cada producto natural es traducido en dinero, para
la ganancia empresarial y su apropiación privada. Convierte la fuente de
vida de todas las generaciones en un bien privado para el beneficio de unas
cuantas personas, al dar réditos económicos por la naturaleza, por ello
este es solo un modo de realización del capitalismo destructor, gradual y
escalonado de destrucción mercantil de la naturaleza.

Pero además el ambientalismo del capitalismo, la economía verde, es también
un colonialismo depredador porque permite que las obligaciones que tienen
los países desarrollados, de preservar la naturaleza para las futuras
generaciones, les sean impuestas a los países llamados en vías de
desarrollado, mientras los primeros se dedican de manera implacable a
destruir mercantilmente el medio ambiente. Los países del Norte se
enriquecen en medio de una orgia depredadora de las fuentes naturales de
vida y nos obligan a los países del Sur a ser sus guardabosques pobres.

Pretenden eliminar nuestra soberanía sobre nuestros recursos naturales,
limitando y controlando el uso y aprovechamiento de nuestros recursos
naturales. Nos quieren crear mecanismos de intromisión, para elevar,
monitorear, juzgar y controlar nuestras políticas nacionales. Pretenden
juzgar y castigar el uso de nuestros recursos naturales con argumentos
ambientalistas.

Quieren un Estado débil, con Instituciones débiles, sumisas, sin regulación
para que les regalemos nuestros recursos naturales, como siempre ha pasado
en la historia. Por eso es tan importante una profunda reflexión en esta
conferencia internacional, de como el capitalismo de la economía verde
promueve la privatización y la mercantilización de la biodiversidad y el
negocio de los recursos genético. La biodiversidad para la Economía Verde
no es Vida es negocio, por lo que llego a la siguiente conclusión: la vida
no es un derecho sino solo un negocio para el capitalismo y para el
colonialismo que usa el medio ambiente en esta conferencia.

Queridos presidentes, no es posible que la llamada civilización de 200 o
300 años pueda destruir la vida armónica en la que vivieron los pueblos
indígenas por más de 5000 años, esta es nuestra profunda diferencia entre
el occidente y los países del sur, especialmente con los movimientos
sociales que viven en armonía con la Madre Tierra.

Un pequeño aporte desde Bolivia para esta lucha es la aprobación de la Ley
de la Madre Tierra y desarrollo integral para vivir, aprobada hace 2 días
en el Senado, su objetivo es vivir bien en desarrollo integral a través de
la armonía y equilibrio con la madre tierra, para construir una sociedad
justa, equitativa y solidaria y sin pobreza.

Para lograr el desarrollo integral necesitamos realizar de manera
complementaria, compatible e interdependiente los siguientes derechos:

a. Los derechos de la Madre Tierra

b. Los derechos de los pueblos indígenas

c. Los derechos de los pobres a superar la pobreza

d. El derecho del pueblo boliviano a Vivir Bien

e. Derecho y obligación del Estado al desarrollo sostenible

No podemos desarrollarnos sin tocar la naturaleza, ni desarrollarnos
destruyendo la naturaleza, por eso nuestra ley propone la complementariedad
de estos derechos. Además de eso nuestra Ley crea también la Entidad
Plurinacional de Justicia Climática, para gestionar la adaptación y
mitigación climática y crea un Fondo Nacional de Justicia Climática.

Una pequeña experiencia vivida hasta ahora en Bolivia, en la búsqueda del
vivir bien de nuestros pueblos, es la recuperación de nuestros recursos
naturales. Con ello se ha mejorado bastante nuestra economía nacional, puedo
comentarles tres ejemplos, la empresa más grande de los bolivianos,
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, el 2005 apenas rentaba
300.000.000 de dólares, luego de su nacionalización, en este año va a
recibir 3500.000.000 de dólares gracias a la lucha del pueblo boliviano y
el cumplimiento de su mandato de nacionalizar nuestros recursos naturales.

Sabemos que somos un país pequeño, llamado país pobre y en desarrollo,
nuestras reservas internacionales el año 2005 eran 1700.000.000 dólares,
este año estamos llegando a 13000.000.000 dólares de reservas
internacionales. La inversión pública en Bolivia el 2005 antes de que
llegue a la presidencia era de 600.000.000 dólares además de eso el 70% era
de créditos o de donaciones, este año la inversión está programada para más
de 5000.000.000 dólares. Ustedes podrán imaginarse como cambió nuestra
economía después de recuperar y nacionalizar los hidrocarburos, es una
experiencia muy importante el recuperar nuestros recursos naturales, con
mucho respeto a los países del mundo, los llamo a que recuperen y
nacionalicen sus recursos naturales, los recursos naturales son de los
pueblos y deben estar bajo competencia del Estado y no pueden ser el
negocio de las transnacionales.

Además de eso, otra experiencia está relacionada a los servicios básicos,
los cuales jamás podrán ser negocio privado. En Bolivia estaban
privatizados los servicios de telecomunicaciones y agua, después de llegar
a la presidencia se inició su recuperación y de esta forma se logra
recuperar los servicios básicos como una obligación del Estado y decir no a
la privatización, ningún negocio de las transnacionales nos ayuda a
resolver los problemas sociales tan importantes en Bolivia.

Queridos compañeras y compañeros presentes aquí sería importante pensar de
verdad en las futuras generaciones, y solo podemos hacerlo terminando con
los modelos de saqueo que depredan y acaban con nuestros recursos
naturales. El capitalismo no es ninguna solución, lamento mucho que se esté
haciendo un seguimiento a la llamada economía verde ya que esta es el nuevo
colonialismo para someter a los pueblos y a los gobiernos antiimperialistas
y anticapitalistas, por lo que los llamo a la reflexión para el bien de las
futuras generaciones, si queremos pasar a la historia y si queremos que
este evento sea inédito, no tenemos otra alternativa aquí más que aprobar
un documento que permita terminar con las políticas económicas, ecológicas
y sociales que están llevando al mundo a un humanicidio, para lanzarnos al
humanismo que sería muy importante para los pueblos del mundo.

Presidentes muchas gracias por su atención, será muy importante seguir
trabajando juntos todos los pueblos del mundo.

Categorías: Internacional, Opiniones, Política, Sudamérica

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Diálogos por una internet ciudadana

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.